La venganza catódica de Mónica Oltra

Los serios incidentes entre Ximo Puig y Mónica Oltra, con los consellers Bravo y Soler como arietes, no van a amedrentar a la colíder de Compromís, dispuesta a "dar la cara" una y otra vez.

El fuego graneado sobre Compromís lo abrió la consellera Gabriela Bravo, con el anuncio de la primera comisaría específica sobre violencia de género sin avisar a la consellera con esas competencias, que no es otra que Mónica Oltra. La vicepresidenta no se lo tomó a bien, especialmente porque en el caso de Bravo no se puede presumir que actuara por libre, sin conocimiento de Ximo Puig. Puig 1, Oltra 0.

Luego llegó el cambio de voto del Consell respecto de la relajación del límite de déficit para las comunidades autónomas sin que mediara promesa alguna del Gobierno de reforma del sistema de financiación. Tal como contó ESdiarioCV, Mónica Oltra se enteró del cambio por whatsapp y a toro pasado. A Vicent Soler, de estricta obediencia ximista, le contestó en público medio Compromís por la misma vía que eligió su jefa en la anterior afrenta, las redes sociales. Alguno, compañero de Consell, para decirle (sin nombrarle) que ya no le tenía “respeto intelectual”. Puig 2, Oltra 0.

El president quedaba así -en opinión incluso de dirigentes de Compromís- más cerca del adelanto electoral con el que aprovechar el rebufo del primer CIS de Pedro Sánchez antes de que los catalanes desventen la gaseosa en septiembre y octubre. Pero nada, que no pasa nada, que hay que hacer ver que la frase de “el Botànic está a prueba de bombas”, que tantos viernes ha explotado la vicepresidenta y portavoz del Consell, no era mentira, porque si no el ridículo sería espantoso, y las posibilidades electorales de Compromís, menores que si se acaba la legislatura valenciana.

Por eso Oltra anunció que este domingo se vería con Puig en Morella -que estaba en fiestas- y aclararía con el president lo que había pasado. Pero resulta que Puig no estuvo en su pueblo, del que hace tiempo que no es alcalde, y Oltra se quedó compuesta y sin cita. 3-0.

Cómo será de seria la cosa que el secretario general de la tercera pata del Botànic, Podemos, ha pedido este lunes, pasado el morellazo, una reunión de la Comisión de Seguimiento del Pacto del Botànic, y ha declarado que “cuando verdaderamente debe demostrarse que el Botànic es a prueba de bombas es ahora que se acerca el horizonte electoral”.

Pues vamos a ver qué pasa. Pero de momento, y sólo desde que estallara la crisis, Mónica Oltra ha sido entrevistada en profundidad en À Punt el 24 de agosto, y va a volver a serlo el 29 de agosto. Por si alguien había olvidado quién controla qué. Aunque también es verdad que -piensan en el PSPV- con la audiencia que va a tener …

 

Comenta esta noticia
Update CMP