14 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Guiño del Rey a los empresarios y su alegato anticrisis que resuena en Moncloa

El Rey, departiendo este miércoles con empresarios en la sede de la CEOE.

El Rey, departiendo este miércoles con empresarios en la sede de la CEOE.

Felipe VI ha clausurado este miércoles la cumbre de la CEOE con un mensaje poco protocolario y con una evidente carga de profundidad ante la hoja de ruta de Sánchez e Iglesias.

Felipe VI ha enebrado este miércoles uno de esos discursos que se leen con detalle en los centros del poder político. Y pudiendo haber saldado con unas palabras meramente protocolarias y más generales la clausura de la cumbre empresarial organizada por la CEOE para lanzar sus propuestas para la emergencia nacional de la era postcovid, el Rey ha preferido pronunciar un mensaje con mucha más carga política e institucional.

Más aún, cuando en el gobierno progresista se muestran ciertas tentaciones populistas en la hoja de ruta para la salida de la crisis. Y así, tras algunos torpedos lanzados desde Podemos hacia los empresarios, el Jefe del Estado ha destacado el papel fundamental de las empresas españolas para afrontar y superar la crisis sanitaria, cuyos efectos se han dejado sentir "con dureza" sobre la economía, el tejido productivo, el empleo y sobre sectores de actividad y ámbitos sociales "especialmente vulnerables".

Durante la clausura de la Cumbre Empresarial de la CEOE, y en presencia de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, el Rey ha subrayado el "constante esfuerzo y desvelo" del empresariado español por impulsar la economía y el tejido empresarial "en todas las circunstancias" y más aún en las actuales.

Felipe VI ha resaltado que los empresarios son "perfectamente conscientes" de lo "severa y global" que es la crisis actual y de la necesidad de afrontarla "con una perspectiva europea y con visión de corto, de medio y también de largo plazo".

"Como resultado de vuestro debate y análisis constructivo, habéis aportado reflexiones e ideas concretas que, sin duda, ayudarán a superar esta situación", ha señalado, el Rey en referencia a todos los encuentros empresariales que se han mantenido los últimos días en el marco de la Cumbre organizada por CEOE y por la que han pasado más de un centenar de empresarios de todos los sectores.

 

Felipe VI, en su discurso de clausura de la cumbre empresarial de la CEOE.

 

En este sentido, Felipe VI ha asegurado que todos los sectores económicos, "sin excepción", son necesarios para la economía española y en la actual coyuntura, y entre ellos ha mencionado el turismo, la automoción, el transporte, la construcción, la energía, el sector agroalimentario, el financiero, el comercio y las infraestructuras.

"Estoy seguro de que la sociedad española valora vuestros mensajes encaminados a propiciar una recuperación en todos los ámbitos que ayude a la iniciativa privada y que contribuya al fortalecimiento de la actividad económica en la tarea de volver a la senda del crecimiento y la prosperidad", ha señalado el monarca.

"Juntos siempre podremos llegar más lejos y en mejores condiciones. Estos últimos meses los empresarios habéis sabido demostrarlo y estoy convencido de que lo vais a seguir haciendo con ánimos renovados (...) Sin duda, y a pesar de todas las dificultades, estamos ante una gran oportunidad para avanzar en los cambios que necesitan nuestras economías y adaptarlas a las nuevas necesidades, sin olvidar que el día después es el de seguir arriesgando, el de crear empresas, reforzar alianzas, de emprender y volver a empezar si hace falta, de generar bienestar y riqueza para toda la sociedad", ha afirmado.

Y el Rey ha terminado con un mensaje encriptado al poder político:  ha subrayado que se deben aprovechar todas las herramientas posibles, "sin perder tiempo y con la ambición estratégica de lograr siempre mayores cotas bienestar, de prestigio e incluso de liderazgo", porque España "se juega mucho" y en el mercado global todo se mueve muy rápido. A buen entendedor...

Comenta esta noticia