20 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

72 horas para detonar el 155: a Rajoy sólo le vale que Puigdemont se retracte

La vicepresidenta, este lunes en su comparecencia en La Moncloa.

La vicepresidenta, este lunes en su comparecencia en La Moncloa.

El Gobierno no altera su hoja de ruta tras la evasiva del president y mantiene el temporizador en marcha. El jueves a las diez de la mañana se habrá acabado el tiempo para el independentismo

El Gobierno no se mueve ni un ápice de su calendario previsto para la activación del Artículo 155 de la Constitución. Tras dar por no válida la respuesta al requerimiento formalizado el pasado miércoles por La Moncloa y después de dar contestación este lunes a la carta dirigida por Carles Puigdemont, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, volvió a exigir al presidente que dé una respuesta clara y sin dobleces antes de que culmine el segundo plazo, este jueves a las diez de la mañana.

"Se le pide claridad. El Gobierno espera que antes del segundo plazo el señor Puigemont responda con la claridad que los ciudadanos le exigen y el estado de derecho requiere. El plazo comienza a contar", subrayó, antes de advertir: "está en su mano evitar nuevos pasos".

Y sobre la oferta de diálogo lanzada por el inquilino de la Generalitat en su burofax, la vicepresidenta advirtió de que "no se puede hacer un llamamiento al diálogo cuando no se quiere hacer los mismo con la oposición al Parlament de Cataluña". "El diálogo no se exige, se practica", recalcó.

Ya a preguntas de los periodistas sobre la activación del Artículo 155, Sáenz de Santamaría aclaró que esta previsión constitucional "no es para suspender el autogobierno, sino para reestablecer la legalidad y el ejercicio de la autonomía de acuerdo con la Constitución y el Estatut".

En su carta de respuesta a Puigdemont, Rajoy asegura al presidente de la Generalitat que "aún tiene margen para contestar de forma clara y sencilla" al requerimiento del Gobierno acerca de si la pasada semana declaró o no la independencia. Tras recalcar que se trata de una "aclaración absolutamente necesaria", advierte de que si no apuesta por recuperar la normalidad y lealtad institucional, será "el único responsable de la aplicación de la Constitución", en alusión al 155.

Antes de viajar a Galicia para visitar las zonas afectadas por los incendios, que ya han causado tres muertos, Rajoy le ha respondido subrayando que el requerimiento que le mandó el pasado miércoles supone el "paso previo" al procedimiento establecido en el artículo 155 que "no implica la suspensión del autogobierno, sino la restauración de la legalidad en la autonomía", en "contra" de lo que sostiene el Gobierno catalán.

En este sentido, señala que el requerimiento es una "oportunidad" para "reconducir el grave deterioro de la convivencia que se vive en Cataluña, para que la Generalitat vuelva a la ley y, a partir de ahí, se recupere la normalidad institucional entre administraciones" . Según recalca, se trata de una "llamada a la claridad política", ya que, el presidente catalán tiene la "obligación" de explicar a los ciudadanos qué ha pasado y si su voluntad es cumplir o no las leyes vigentes.

Tras asegurar que no puede aceptar "en modo alguno la existencia" de lo que Puigdemont denomina "conflicto histórico entre el Estado español y Cataluña", el presidente del Gobierno afirma que no resulta "creíbles" los llamamientos al diálogo en nombre del conjunto de Cataluña cuando él mismo se niega a hablar con una parte importante de esa sociedad a través de sus legítimos representantes en el Parlamento catalán.

Poco antes de la comparecencia de la vicepresidenta, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, también denunció la nula claridad de la respuesta de Puigdemont. "La primera pregunta (sobre la declaración unilateral de independencia) era clara y parece que la respuesta no lo es tanto", explicó a los periodistas antes de inaugurar el acto conmemorativo del 25 aniversario del Tratado de Madrid organizado por la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos.

Catalá subrayó que en el requerimiento que mandó el presidente del Gobierno Mariano Rajoy a Puigdemont se pedía que aclarase si el pasado martes había declarado unilateralmente la independencia de Cataluña para después dejarla en suspenso o no, así como que comunicase "las medidas que iba a adoptar para retomar el orden constitucional y el cumplimiento de sus obligaciones".

Comenta esta noticia
Update CMP