01 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los "diez negritos" catalanes: todos van muriendo y el asesino es uno de ellos

Todos los protagonistas de la novela de terror

Todos los protagonistas de la novela de terror

El separatismo se destroza "fraternalmente" en una guerra cruenta que parece una novela de crímenes. Echan la culpa a España, pero el problema son ellos.

 

Solo en el separatismo se dan más palos que dentro del Gobierno de España. Los de Sánchez parecen salidos de la casa de Gran Hermano: que si no te ajunto, que si te metes en mi habitación, que si ocupas el baño mucho tiempo, que si me dejas por otra. Y los catalanes, parecen de la novela “Diez negritos” de Agatha Christie.

Bueno, ahora creo que hay que llamarla “Eran diez”, para que no se ofenda la Irene Montero  americana de turno, que allí también tienen sus tontos inclusivos. Madre mía cuando descubran “Mujercitas” y la quieran rebautizar para quitarle ese diminutivo tan despectivo: la llamarán “De mujercitas nada, superwomans” o mejor aún, “No eran hombrecitos, esa escoria”.

Vamos, que como en la novela, va cayendo separatista a separatista, casi todos a cuchillo. Y el asesino es uno de ellos. Ayer Artur Mas apuñaló a Carles Puigdemont por dividir Junts for Men y el Pdecat, en el que él va a seguir militando con la esperanza de ser candidato, al tiempo.

 

 

ERC y la CUP clavaron la daga a Torra, exigiendo nuevas Elecciones para ya. Y Torra, que está allí para llevar las toallas como el paquete de un equipo de fútbol, fue rematado por Puigdemont, que compareció desde su casoplón en Waterloo, nivel Galapagar, para poner orden, contestar a Mas y aclarar que de Elecciones ya nada de nada.

Esto es el nacionalismo. Un montón de tipos a palos, incapaces de entenderse, diciendo que representan a un pueblo monolítico, al que niegan su pluralidad pero al que exigen comportarse como un todo mientras ellos se dividen y apuñalan.

Sánchez, al rescate

Para que no falte de nada, quizá sepamos ya si Pedro Sánchez se reúne antes del jueves con el inhabilitado Torra para trabajar en la “Agenda del Reecuentro”. Ira sin cinturón, para bajarse los pantalones más fácilmente. Pero prefiere verse con la marioneta de Puigdemont que negociar nada con Pablo Casado

Se ve más de protagonista de “Diez negritos y un presidente muy moreno de Canarias” que de Angela Merkel: no sea que por llegar a acuerdos buenos para todos, tenga que abandonar la mercadotecnia y ponerse a trabajar. Ahora que andan buscando vida inteligente por Venus, podrían pasarse por España a ver si la detectan primero: de momento, no parece haber muchos indicios.

Comenta esta noticia