06 de junio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Belén Esteban retratada: sus propios compañeros secundan lo que muchos se temían

Esta vez le tocó a Belén Esteban convertirse en diana de sus compañeros.

Esta vez le tocó a Belén Esteban convertirse en diana de sus compañeros.

En "Sálvame" no se libra nadie de la quema. Ni siquiera aunque esté confinada en su casa por ser paciente de riesgo. Es lo que tiene el programa de Telecinco, que no hace prisioneros.

A pesar de que esta recluida en su casa por ser una persona de riesgo frente el COVID-19, Belén Esteban ha vuelto a ser la protagonista de Sálvame, donde sus compañeros han debatido sobre si la colaboradora es "clasista, elitista, soberbia, egocéntrica y mala profesional", provocando el debate y la polémica en el programa de Telecinco.

Después de que los compañeros opinaran de Terelu Campos añadiendo los calificativos anteriores a su curriculum, le ha tocado el turno a 'la princesa del pueblo', a la que no le han sentando muy bien algunas palabras de sus compañeros.

Mientras Antonio David Flores defendía a ultranza a su compañera, otros amigos como María Patiño o Lydia Lozano aseguraban que, efectivamente, es "soberbia y egocéntrica", añadiendo también que tiene "mala leche".

Kiko Matamoros coincidió con la opinión de sus compañeras, pero le añadió el adjetivo de "clasista", mientras Antonio Montero y Rafa Mora la tacharon de "egocéntrica", pero muy buena profesional, algo en lo que coincidió la gran mayoría.

Aunque a Belén no le sentó muy bien convertirse en la diana de los dardos de sus compañeros, conectó  con el programa para compartir su receta de torrijas con motivo de la Semana Santa, y nada logró enturbiar su tranquilidad en confinamiento.

Comenta esta noticia