15 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La ridícula patada que le costó a Luis Enrique una baja y un enfado monumental

Un error de cálculo lo puede tener cualquiera pero a determinados niveles se paga caro. Que se lo digan al canterano del FC Barcelona contra el que cargó el técnico por un despiste tonto.

Por todos es conocido el carácter acentuado y exigente del entrenador del FC Barcelona. De unos meses a estar parte, el técnico se "moja" en las ruedas de prensa y en al campo con mayor o menor atino pero siempre había mantenido las formas con el público y con sus jugadores. O mejor dicho, sobre todo con sus jugadores. Ningún miembro de la plantilla le han dado nunca motivos para tener que llamarle al orden hasta ahora. Neymar tenía permiso para acudir a la fiesta que su hermana celebró en Brasil y Pique´...Piqué le parece un "adelantado a su tiempo" por utilizar las nuevas tecnologías, en este caso Periscope, para acercarse a los aficionados. 

Con este panorama de complicidad máxima entre el equipo técnico y los futbolistas, llama la atención en tremendo enfado de Luis Enrique tras la lesión del canterano Sandro Ramírez en el entrenamiento del pasado viernes. Según algunos medios especializados, la Ciutat Esportiva del Barcelona ardió con el tremendo cabreo que exteriorizó el entrenador a sabiendas de que esta vez ningún medio de comunicación estaba presente. 

El equipo estaba en plena faena cuando de repente el jugador golpeó mal el balón. La mala fortuna hizo que el impacto recalara en el césped y no en la pelota. El canterano canario cayó desplomado al suelo. Ni siquiera pudo levantarse solo tras el incidente y necesitó la ayuda de un asistente para abandonar el campo. 

El entrenador asturiano clamó al cielo toda la rabia que tenía contenida especialmente por la forma en la que se había lesionado. Luis Enrique asoció lo ocurrido a una falta de concentración más que a un error tan poco común en un futbolista de su nivel. Aun así, lo peor vino cuando el equipo médico constató que el jugador sufría "una rotura en el recto anterior de la pierna derecha", una lesión que le mantendrá alejado de los terreno de juego durante seis o siete semanas. 

Comenta esta noticia
Update CMP