19 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Di adiós al dolor de cuello con 4 ejercicios que puedes hacer mientras trabajas

No necesitas hacer grandes esfuerzos ni atiborrarte de relajantes musculares para mantener a raya tus cervicales

La mayoría de las personas tendremos dolor cervical en algún momento de nuestra vida. De hecho, es el problema que con más frecuencia nos lleva a la consulta del traumatólogo. Las mujeres son más propensas a padecerlo por una cuestión hormonal y de desgaste de los huesos, pero las causas que se esconden tras estos molestos dolores pueden ser muy variadas. Las más frecuentes cuando no hay un traumatismo previo, una lesión de columna o un desgaste de las vértebras son: tener una musculatura del cuello débil, el estrés, las malas posturas, o la sobrecarga de los músculos.

Independientemente de qué sea lo que las provoquen, las cervicalgias tiene consecuencias que nos complican extraordinariamente la vida, desde vértigos a pitidos en los oídos, pasando por trastornos visuales, dolores de cabeza y, por supuesto, por limitación del movimiento; por eso es muy importante ejercitar el cuello y los hombros a diario. Con muy pocos minutos al día, y unos cuantos estiramientos suaves que podemos hacer en el lugar de trabajo, en el autobús o en casa tranquilamente sentados en el sofá conseguiremos prevenir y aliviar los dolores de cuello. Por probar no pasa nada, ¿no crees?.

Eso si, antes de ponerte a ello, revisa la dureza y la altura de tu almohada, coloca el ordenador de manera que el centro de la pantalla quede a la altura de tus ojos para no forzar la postura de la nuca, asegúrate de que no padeces ninguna dolencia seria, evita malas costumbre como quedarte dormido en el sofá o en una butaca, aligera el bolso o la cartera de trabajo para que no sobrepase el 10% de tu peso y protege tu cuello los días de mucho frío 

 

Comenta esta noticia
Update CMP