11 de julio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las sospechas sobre el último giro radical de Estela Grande la acechan de cerca

Estela Grande y Kiko Jiménez.

Estela Grande y Kiko Jiménez.

La nuera de Kiko Matamoros ha vuelto a primera línea de titulares al volver a entrar en la Casa de Guadalix en "El Tiempo de Descuento" y hay algo que escama mucho a los fans del formato.

La relación que tuvo Estela Grande con Kiko Jiménez en GH VIP 7 fue muy polémica. Cabe recordar que los dos empezaron a tener muy buena sintonía y, con el paso del tiempo, empezaron a desarrollar una relación mucho más estrecha. Aunque ellos siempre lo han tildado de amistad, lo cierto es que en los vídeos que se vieron de los dos, había una complicidad y una química especial.

El problema vino cuando Kiko Jiménez fue el expulsado del concurso. Lo hizo semanas antes que Estela y entonces, cuando llegó al plató, el extronista aseguró que había notado que ella había tenido sentimientos mayores hacia él. A partir de ese momento, Diego Matamoros le declaró la guerra públicamente y lo suyo fue una pelea continua en los platós de televisión. Cuando Grande salió del concurso, dijo darse cuenta de lo mal que se había portado Kiko Jiménez con ella.

Ahora, todo ha cambiado. La mujer de Matamoros ha vuelto a encerrarse en la casa de Guadalix de la Sierra en El Tiempo de Descuento y está conviviendo de nuevo con Jiménez. Estela ha tenido un acercamiento con el extronista y parece que ya no se acuerda de todo lo que dijo de ella y del hijo de Kiko Matamoros en los platós de televisión. Tampoco se puede olvidar que el novio de Sofía Suescun se hizo un polígrafo en Sábado Deluxe en el que confesó haberse sentido atraído por ella.

El caso es que ahora se ha vuelto a producir un acercamiento entre Kiko Jiménez y Estela: parece que ya no se encuentran tan distanciados como hace un mes y, claro, esto ha sido muy criticado en redes sociales, porque nadie entiende el comportamiento de la concursante.

Muchos aseguran que no comprenden por qué ha vuelto a acercarse al novio de Suescun si sabe todo el daño que le ha hecho. Y no solo a ella, sino a su marido, que tuvo que dejar de ir a defenderla a los platós de televisión.

Así, el hijo de Kiko Matamoros subía este miércoles a su perfil de Instagram un mensaje en el que explicaba cómo se sentía: "Mi intención con mi matrimonio y con mi vida es que no sea un circo, ¿esto qué quiere decir? que durante 3 meses lo ha sido, por muchas partes y por mi parte también, cosa que me arrepiento y no pienso volver a repetir".

Parece que lo que sí tiene claro es que no quiere caer en el bucle en el que estuvo durante los últimos meses. Lo que ahora suscita debate y sospechas en redes sociales son los verdaderos sentimientos de Estela, que aunque entró asegurando que no hablaría con él, ha vuelto a caer en los brazos del extronista. ¿Sinceridad o estrategia?

Comenta esta noticia