El PP halla un filón con el empeño de Pedro Sánchez de acabar con los trasvases

El aumento del caudal ecológico en el Tajo es "la muerte anunciada" del trasvase. Los agricultores de Alicante cada vez están más alarmados ante la ofensiva del gobierno de Pedro Sánchez.



La presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, ha afirmado que el anuncio para elevar la línea de reserva del Tajo-Segura hasta los 600 hectómetros cúbicos es la "victoria" del presidente de Castilla la Mancha, Emiliano García-Page, "sobre el señor Ximo Puig", presidente de la Generalitat Valenciana.

Por ello, ha preguntado este martes al 'president' de la Generalitat "qué va a hacer" y ha subrayado: "Que sepa que tiene al PP para defender un acuerdo y un Memorándum que creo que es un gran acuerdo".

En Alicante, en una jornada de trabajo del grupo del PP en la Diputación, Bonig ha asegurado que el Memorándum del travase permitió que "todas las partes cedían" y que no hubiera "vencedores ni vencidos, sino un acuerdo solidario para que el agua que sobra pueda venir a tierras alicantinas".

Muerte del trasvase

Sobre el Memorándum, el presidente provincial del PP, José Ciscar, ha detallado que el objetivo es aumentar los caudales ecológicos, que supondrían "la muerte de facto del trasvase" y ha afirmado que es "lo quiere el Gobierno de España y lo quiere el gobierno socialista, y lo lleva pidiendo mucho tiempo, de Castilla la Mancha".

Así, ha criticado que se pretenda incrementar hasta los 600 hm3 "la línea de reserva" y ha apuntado al secretario de Estado de Medio Ambiente "ha dicho que la nueva ley de Cambio Climático va a redefinir el Tajo-Segura", ante lo que se ha cuestionado "¿qué hay que redefinir?".

Ante ello, Ciscar se ha preguntado: "¿Qué dice Ximo Puig y qué dice Mónica Oltra? Nada, la única institución que defiende a la provincia es la Diputación de Alicante".

Se ha mostrado preocupado por los intentos de "eliminación del trasvase Tajo-Segura a los que estamos asistiendo todos los días" y ha lamentado que no se escuche a Puig y a Oltra "levantar la voz" contra esos "intentos" por acabar con el trasvase.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha indicado que se han invertido "más de 25 millones de euros" en materia de infraestructuras hídricas en estos tres años y medio de mandato, y ha mantenido que se han atendido "todas las demandas de los regantes de la provincia".

Comenta esta noticia
Update CMP