18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ussía quita la sonrisa a Forcadell y Junqueras destrozando a Puigdemont y Rahola

Ussía tira de ironía para describir la fiesta paellera de Puigdemont en Waterloo.

Ussía tira de ironía para describir la fiesta paellera de Puigdemont en Waterloo.

La periodista independentista sale escaldada de un demoledor artículo sobre la fiesta de la vergüenza del expresidente catalán pero hay compañeros de batallas que aún lo llevarán mucho peor.

Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, celebró este sábado en Waterloo (Bélgica) la comida de verano con su círculo de amigos, entre los que se encontraba el rapero Valtonyc o la periodista Pilar Rahola. Durante el encuentro, el expresident catalán fugado para evitar la prisión entonó con la guitarra El Empordà

Una cita que no ha pasado desapercibida en España y de la que se hace eco este martes en su columna de La Razón Alfonso Ussía con grandes dosis de ironía y no poca mala leche estableciendo analogías entre los "fiesteros" de Waterloo, el ajo y el alioli.

Y es que la fiesta paellera le recordó, como a muchos, a la célebre reunión convocada por el exalcalde de Gerona en la idílica localidad de Cadaqués hace dos años y se ha empleado a fondo con el sarcasmo.

Dice Ussía que no soporta el ajo ni el aliento ajero y que desconocía que el alioli era la "salsa nacional catalana, según el caganer zumbado de Waterloo". Evoca que dos veranos atrás, "Pilar Rahola, tan apacible como bien educada, serena en los decires, gestos y ademanes, voz de terciopelo, organizó un festolín independentista en su casa de la Costa Brava" y entonces "se inmortalizaron los asistentes en una fotografía de grupo, y me tranquilizó saber que la revolución independentista estaba en manos de tan multicolor pijerío. Asistieron hasta Trapero y Laporta , Los Tous y cuatro o cinco mujeres bastante monas".

Y no se olvida de que allí también hubo paella con alioli con sobremesa cantarina.

Puesto que "este año, el festolín se ha trasladado a Waterloo" "se han disculpado casi todos los que asistieron a la fiesta de la oxigenada Pilar" aunque "las muchas ausencias se han cubierto con presencias que ennoblecen. El también fugado de la Justicia y rapero Valtónyc, cantautor preferido de la ETA y Podemos, y un diputado de Bildu. De menú, paella de arroz con alioli, que ligó el forajido con su especial maestría. Los dineros y los condimentos, amén del champán y los licores postreros, corrieron a cargo de la Generalidad de Cataluña a pachas con Matamala. Fue Puigdemont el único que exhibía el lazo amarillo en homenaje a los que están presos por su cobardía y su fuga". 

A juicio de Ussía, "en esa fotografía se advierte la descomposición del independentismo pijo, aunque su condición pijera intente pasar desapercibida con la presencia de dos empecinados defensores del terrorismo etarra". 

Eso sí, "me figuro a Junqueras, Forn, Forcadell y compañía, contemplando la fotografía de Waterloo desde sus respectivas celdas, y no adivino semblantes sonrientes como el del anfitrión caradura y gallina, por bien que ligue el alioli. No hubo guitarrada posterior ni entonación laportiana de «Let it be» como en la antañona convocatoria de Rahola. Todavía gozaban de libertad los que hoy están presos por sus graves delitos y la fuga del pobre cobarde". 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 

Complicitat Amistat Lluita Llibertat Catalunya

Una publicación compartida de Pilar Rahola. (@pilar_rahola) el

A vueltas con el alioli, en su opinión, "un territorio que aspire a la independencia de sus provincias del resto de España después de seis siglos de españolidad –son muchos años–, no puede conseguir nada de nada si persiste en el alioli. La independencia se consigue con dirigentes que no huyan y con menos ajo, que se huele a distancia y causa recelos de cercanía". 

 
 
 
Comenta esta noticia
Update CMP