29 de septiembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La gran bronca de Rocío Flores y su novio en un bar deja in albis a Telecinco

Rocío Flores, cazada por un testigo indiscreto en Málaga.

Rocío Flores, cazada por un testigo indiscreto en Málaga.

Complicado está en los tiempos que corren de nuevas tecnologías y dispostivos móviles tener ni la más mínima desavenencia en público porque la cosa siempre acaba trascediendo a los medios.

Este domingo Socialité presentó su programa corazonero de fin de semana en Telecinco anunciando una bronca en público de una conocida pareja. Y esta vez no eran Ana Soria y Enrique Ponce, que también tuvieron una sonada y también emitida en el mismo programa.

En esta ocasión se trataba de otra pareja muy consolidada y famosa: en las imágenes se podía ver el altercado de Rocío Flores y su novio Manuel en un chiringuito de playa en Málaga, a la vista de todos los presentes. 

Socialité llegó incluso a hablar con el testigo que grabó la secuencia.

Taln tensa fue la pelea que se produjo que Rocío, a la que se le ve muy enfadada, pidió que le pusieran lo que le quedaba de comida para llevar. "Discutieron y ella cogió sus cosas y se fue", contó el testigo. "Vimos que se levantó muy enfadada, haciendo aspavientos", aseguró.

Sin embargo, la versión de Rocío en Instagram no tiene nada que ver. Ella misma ha contado su visión de los hechos en sus redes: "Como me estáis revolucionando Instagram voy a explicar todo para despejar todo tipo de dudas. Fuimos a comer al restaurante de unos amigos míos. Pedimos demasiada comida porque éramos solamente dos, y básicamente pedimos que nos la pusieran para llevar porque no somos de tirar comida... Eso pasó". 

El caso es que la "exclusiva" no sirvió para mejorar los datos de Socialité este domingo y dejó al público "indiferente" o "igual" ya que el programa de Telecinco registró un 14.9% y 1.208.000 espectadores, bajando con respecto al día anterior en cuota de pantalla (15.6%) pero no en personas (1.158.000).

Comenta esta noticia