Un puñado de votos decidirá el gobierno municipal en Elche

En la variedad está el gusto. Ningún elector ilicitano podrá poner en duda que las próximas elecciones municipales ofrecen un amplio abanico de posibilidades para convertir el salón de plenos del Ayuntamiento de Elche en un arcoíris de ideologías, colores, opciones y donde buena parte de las fobias y filias de los partidos tradicionales pueden estar representadas.

En la campaña a las elecciones generales en las que estamos plenamente inmersos, se habla mucho del peso que la fragmentación del voto puede tener en los resultados; una circunstancia que en Elche de cara a las municipales puede traducirse en su máximo exponente.

Más de una docena de formaciones políticas de todo el espectro ideológico compiten en unas elecciones donde se combinan las siglas ya consolidadas con otras que han aparecido en primavera como las setas y que en muchas ocasiones responden a planteamientos puramente personalistas.

PSOE -que actualmente preside la Corporación municipal con Carlos González al mando y apoyado en un partido de ámbito autonómico (el de Compromís de Mirella Mollá) y en otro con vocación local (el Partido de Elche de Jesús Pareja)-, PP, Compromís, Ciudadanos, Partido de Elche, Ilicitanos por Elche, Vox, Podemos, Contigo (con David Caballero), Poble Ilicitá, Decide-T Elige-T, Elx Avant... todos ellos se presentan ante el electorado ilicitano con "vocación de servicio público".

Hasta la hecha ha sido la izquierda la que tradicionalmente ha presentado más partidos a las elecciones, pero en esta ocasión a quien le han crecido los enanos ha sido al Partido Popular. Por la derecha se ponen en liza el PP de Pablo Ruz (intentando superar los encontronazos con la anterior responsable del partido Mercedes Alonso), Ciudadanos (con un desconocido Eduardo García Ontiveros de número 1 que trata de tirar de la marca) y la nueva formación Contigo impulsada por el ex portavoz de Cs David Caballero. A ellos se sumaría, según las encuestas internas que manejan los partidos, Vox que irrumpiría en la Corporación ilicitana pescando en el electorado descontento del PP y Cs.

Ciudadanos y la nueva formación Contigo impulsada por el ex portavoz de Cs David Caballero, compiten con el PP de Pablo Ruz

El partido de Ilicitanos por Elche, creado por la ex popular Cristina Martínez tras un ataque de cuernos con Mercedes Alonso, reaparece en la escena política después de que en esta legislatura únicamente haya figurado en los plenos como convidado de piedra y sobre el que se ciernen muchas incógnitas sobre su continuidad en la política ilicitana.

La ex popular Cristina Martínez reaparece en la escena política después de que en esta legislatura únicamente haya figurado en los plenos como convidado de piedra

El representante del Partido de Elche, Jesús Pareja, ha mantenido su representación municipal en las últimas citas con un concejal sustentado por un electorado fiel. Esta formación, que ha formado parte del tripartido en Elche en los últimos cuatro años, se define como "ni de izquierdas ni de derechas", aunque tras el 26-M habrá que ver qué compañeros de viaje elige.

También las pedanías quieren luchar por sus intereses a través de la representación política y para ello sale a la palestra El Altet Decide y Elige Torrellano, que confluyen conjuntamente con la denominación Decide-T Elige-T y que pueden arañar algún voto al PP en su tradicional feudo rural.

Por la izquierda parece que las aguas bajan algo más calmadas, puesto que el PSOE confía en su fiel electorado y en que la fragmentación de la derecha pueda beneficiarles, aunque son conscientes que Podemos puede restarles algún voto. Compromís, tras una legislatura bastante gris como la de los socialistas, confía en que la marca de Mónica Oltra tire del carro y poder mantener su representación municipal.

Los valencianistas del Poble Ilicità o Elx Avant también solicitarán apoyo a los ilicitanos, aunque sus resultados están por ver.

Coaliciones, escisiones y nuevas formaciones... concurren a unas elecciones en las que lograr un asiento en el salón de plenos cuesta entre cinco y seis mil votos. Parecen evidente que muchas de las pequeñas formaciones políticas que se presentan a los comicios no van a obtener representación, aunque un pequeño puñado de votos serán claves para decidir el próximo gobierno municipal.

Comenta esta noticia
Update CMP