La importancia de la educación de adultos

Alumnas de Requena

Alumnas de Requena

Según dice la legislación publicada al respecto, la educación de personas adultas tiene la finalidad de ofrecer a todas las personas mayores de dieciocho años la posibilidad de adquirir, actualizar, completar o ampliar sus conocimientos y aptitudes para su desarrollo personal y profesional. En este sentido, la obtención de titulaciones facilita el acceso al mundo del trabajo y a otros niveles
educativos a muchos alumnos que cursan sus estudios en estos centros de Formación de
Personas Adultas.
El trabajo en los centros de formación de personas adultas es óptimo en cuanto a cantidad y calidad. Por un lado con diversos programas formativos relacionados con las competencias digitales, el aprendizaje de lenguas o la preparación de pruebas de acceso y exámenes; por otro lado con los cursos de Alfabetización, Neolectores y Educación de Base, en su primer ciclo, y los cursos de GES1 Y GES2, en el segundo.


Por mi experiencia considero que generalmente el perfil personal y los intereses del alumnado de ambos ciclos suele ser bien diferente. Por un lado, los alumnos del segundo ciclo buscan la obtención de una titulación, el Graduado de Educación Secundaria, para abrirse puertas a nivel laboral o académico. Por otro lado, en cursos como Alfabetización o Neolectores, los asistentes suelen tener otras prioridades; es en este punto donde esta educación cobra gran valor en su dimensión integradora, socializadora y revitalizadora.


Integradora porque para muchos alumnos venidos de otros países y que no dominan nuestras lenguas, supone una manera de conocerlas, practicarlas y perfeccionarlas en cuanto a competencia oral y escrita. Socializadora porque además de formarse y ampliar conocimientos, estas aulas de adultos son un contexto ideal para relacionarse y conocer a otros alumnos. Por tanto y como consecuencia de este desarrollo cognitivo y social, para el alumnado de estos cursos, sobre todo para el de más avanzada edad, es muy positivo y recomendable el hecho de cursar estos estudios. Es una forma revitalizante de sentirse activos mediante actividades que ponen el intelecto a trabajar y estimulan aspectos tan importantes entre otros como la creatividad, el lenguaje o la memoria.


También destacar la magnífica labor de los docentes que imparten clases en este contexto educativo, ya que su trabajo va más allá del aprendizaje de sus alumnos. Además de la planificación de las sesiones, también se adaptan perfectamente a nuevassituaciones e intereses planteados por sus alumnos, empatizan con ellos y los asesoran y orientan en aquellas necesidades que puedan manifestar.

En definitiva, en este texto he querido resaltar la importancia de un contexto educativo muy interesante y agradable tanto desde la posición del alumnado, como desde la del profesorado. Por todo ello, considero fundamental que la Administración Educativa mime y fomente la Educación de Personas Adultas, ya que su labor es primordial dentro de nuestra sociedad.

(*) Docente

Comenta esta noticia
Update CMP