La ciudad no es para mí. Todo queda en casa

Premiados 9 d'octubre

Premiados 9 d'octubre

Me acuerdo de los equilibrios del PP para poner rojillos en el podio xde los premios del 9 d'octubre para que no se dijera ...



No seré yo quien inmerite ni una sola línea de ninguna de las altas distinciones ni de otros relevante galardones con los que la Generalitat Valenciana –como es tradicional- festeja y engalana a la vez. Y como ciudadano –ya se sabe, de a pie- me cabe el orgullo del anfitrión y la satisfacción del donante.

Ni me voy a poner picajoso con distingos entre las que tienen o no tienen peculio adscrito. Aunque a nadie le amarga un dulce y, pese a estar todos muy atentos al dispendio de lo público, pasan cuatro días, los medios sueltan presa y a gozar que la vida es corta (y vitalicia, valga redundar).

Anda por las redes (¿de la derecha?, ¿de la derechita?, ¿de las derechas?) que son como pellizco de monja comparadas con las otras, una colección de señorías sobando, o ausentes, en el Congreso, que ni Cela –perdón por señalar doctor Sánchez- lo remediaría con gerundios.

Pero a lo que iba. Una exministra socialista –bien es cierto que muy querida en Valencia- y la operación vernissage del presidente audaz (qué bochorno en el besamanos) encabezando cartel. Aunque les separe la distancia entre toda una trayectoria personal y profesional y un acontecimiento agitprop finalista, por humanitario que resultara el objetivo primero.

Dos mujeres universitarias de excelencia: una rectora al fin (y afín) y una diputada del grupo socialista en activo. Nada mal. Y otra más, la emérita historiadora. “El feminismo como patrimonio de la humanidad”: se ha pasado de frenada. La frase es hermosa, aunque compleja en la raíz del segundo sustantivo. Me consta que Carmen no está en esas zarandajas.

Una joven diseñadora, pintora, escritora, viajera, todo terreno, es verdad que nacida en Villareal, educada en San Carlos (UPV) y muy currada en el Carmen.

A título póstumo, la que tanto disfrutara en vida en los Pavesos con Monleón (la manta al coll … en homenaje a Alicante) y en protocolos de consellers machos y tal vez fachas en la terminología hoy al uso de “las izquierdas”.

Y en el otro género –biológicamente hablando- rememorando a Fuster (qué manía con los revivals) con Paco Muñoz , el Lluis Miquel emprendedor infatigable con la música valenciana a cuestas, la pintura de Parpalló y la prolífica literatura –incluida la de cabecera- de Puelles.

Imposible citar aquí la nómina completa. E innecesario.

Aunque me intrigan el españolazo de Jávea y la Comisaria europea por su adscripción parlamentaria, no han dado puntada sin hilo (sólo ha faltado premiar a la extrema ministra). O como “Juan Palomo” que me apunta una buena amiga.

Y me acuerdo de los equilibrios del PP para poner rojillos en el podio para que no se dijera …

Comenta esta noticia
Update CMP