04 de julio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Avilés también teme por su vida: "Te voy a descuartizar"

José Antonio AVilés

José Antonio AVilés

El polémico colaborador de 'Viva la Vida' ha contado con pelos y señales las graves amenazas que recibe y que se suman a las sufridas por Isabel Rábago.

Este fin de semana ha causado un gran impacto las graves amenazas que ha recibido la periodista Isabel Rábago. La colaboradora de ESdiario y de Viva la vida de Telecinco confesó el sábado, aterrada, que un individuo la envió unos emails horripilantes hace unos días por no acabar de creerse del todo unas acusaciones que vertía contra su compañero de programa, José Antonio Avilés, últimamente muy en cuestión por una presunta red de engaños y estafas.

 

Pero Rábago no es la única en recibir amenazas. El propio Avilés ha confesado a Emma García y a sus compañeros que también está recibiendo una serie de mensajes horrorosos en redes sociales que le hacen temer por su propia vida.

José  Avilés participó en el programa de Emma García en Telecinco para mostrarse arrepentido por sus mentiras. Pero aprovechó para comentar lo de las amenazas que está sufriendo.

 

Un asunto más grave de lo que creía

En un principio, el colaborador de Viva la vida ha confesado que no quiso darle importancia, pero que después la cosa ya se ha tornado más grave de lo que parecía. 

“Como te encuentre por la calle te voy a matar, te voy a descuartizar, te voy a meter la cebase en arena…” son algunos de los mensajes que dice recibir Avilés por parte de un individuo a través de Instagram. 

Según ha podido averiguar el programa, estas amenazas no son vertidas desde un perfil falso. Al parecer, la persona que escribe lleva una actividad normal en redes.

 

Avilés todavía no ha denunciado estos hechos. Quiere esperar a pasar la cuarentena obligada, confinado en su casa, tras su regreso de Honduras. Pero añade un dato inquietante: la persona que le amenaza también estaría haciendo lo mismo con otros famosos televisivos.

“Me ha llegado a decir que sabe dónde vivo”, asegura Avilés, visiblemente preocupado.

 

 

Comenta esta noticia