27 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La ambiciosa exigencia de Pablo Iglesias ha lanzado a Sánchez si quiere su apoyo

El líder de Podemos aspira a conformar un gobierno de coalición con el PSOE, que se apuntalaría a partir de un puesto de poder clave que codicia y al que no que desea renunciar.

Mientras Pedro Sánchez remolonea, Pablo Iglesias trata de avanzar en pos de constituir un gobierno de coalición 'a la valenciana', aprovechando que, al menos en este momento, los puentes entre el PSOE y Ciudadanos están destrozados.

Aunque durante la campaña se formalizó un acuerdo de mínimos entre socialistas y podemitas para forjar una alianza en el Ejecutivo, los resultados electorales del 28-A han envalentonado a Sánchez y ha aplazado cualquier decisión hasta después de las elecciones municipales y autonómicas. Otro buen resultado podría apuntalar aún más la figura de líder de Sánchez e introducir otras variables de negociación, enfriando las exigencias de los morados.

 

Pero hasta entonces, queda un 'nudo' que habrá de resolverse inevitablemente: la formación de la mesa del Congreso, una institución crucial, y en la que Podemos va a pelear para arrancarle un compromiso ineludible a Sánchez para el gobierno de Izquierdas.

Mirando a Europa

Así, según publica el digital Vozpópuli, Iglesias quiere quedarse la presidencia del Congreso o al menos dos miembros de la mesa. La presidencia es un cargo de gran relieve. De partida, da un presupuesto importante, un detalle no menor después de que Podemos vea cómo pierde subvenciones tras sus resultados en el 28-A, y además concede honorabilidad al partido que la gestiona.

El presidente del Congreso es visto como el gran árbitro de las contiendas dialécticas en el hemiciclo y la mesa resuelve muchos asuntos esenciales en la vida parlamentaria. En Podemos se acogen a muchos otros ejemplos de gobiernos de coalición en Europa para reafirmar esta petición, que consideran irrenunciable para conceder su apoyo a Sánchez.

 

Comenta esta noticia
Update CMP