13 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PP se aparta de las cacerolas: "Nosotros no tenemos que ir a ninguna sede"

Casado reunido con sus diputados, senadores y eurodiputados.

Casado reunido con sus diputados, senadores y eurodiputados.

Los de Pablo Casado dejan claro que su sitio está haciendo oposición en las Cortes y no detrás de ninguna pancarta en la calle, pero dejan claro que respetan y entienden la indignación.

Las manifestaciones contra Pedro Sánchez se han extendido este fin de semana por toda España. Desde Zaragoza a Jerez, de Salamanca a Logroño, el Gobierno es incapaz de acallar las críticas a su gestión ni con estado de alarma que valga.

También en esto el PP está tomando distancia de Vox. Mientras el partido de Santiago Abascal ha decidido catalizar el enfado de la ciudadanía y convocar manifestaciones el sábado en todas las capitales de provincia -en coche-, Pablo Casado ha optado por una postura mucho más institucional. 

El mensaje de Génova 13 es que el PP entiende las protestas pero ni las organiza ni las secunda. A ellos nadie les verá con una cacerola ni detrás de una pancarta. Y además piden a quienes salgan a la calle que lo hagan respetando las distancias y demás "normas de salud".

Lo dejó muy claro este lunes el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, durante una comparecencia desde la sede del partido. "El PP lo único que organiza es la oposición al Gobierno de Pedro Sánchez", sostuvo. 

"Nosotros no tenemos que ir a ninguna sede ni iniciar ninguna cadena", añadió. A diferencia -dijo- del ahora vicepresidente Pablo Iglesias, que en su momento vino a rodear la sede del PP y se "jactaba" de haber iniciado un pásalo (el que siguió a los atentados del 11-M en Madrid).   

A quien le aconsejó, igual que a todo el Consejo de Ministros, que se preocupe más por las colas del hambre del madrileño barrio de Aluche o por el recibimiento a etarras.

El número dos de los populares insistió mucho en que el PP "respeta" y "entiende" la indignación de la gente, pero que su lugar, el del principal partido de la oposición, está en las Cortes. "Las manifestaciones del PP las vamos a hacer en el Congreso y el Senado con rigor y seriedad", aseguró. Y a renglón seguido exigió al Gobierno que este año ambas cámaras permanezcan abiertas también en agosto porque hay mucho que "reconstruir". 

Esta vez el PP no esperará a última hora para fijar su posición ante el debate y votación, el próximo miércoles, de la quinta prórroga del estado de alarma. Una de un mes que, según Sánchez, espera que sea la última. 

Ya en el debate de la última Casado, antes de abstenerse, le dejó bien claro al presidente del Gobierno que en la siguiente el voto del PP sería en contra. Y así será. 

El presidente de los populares, además, presentó la semana pasada un completo plan alternativo al de Sánchez titulado Activemos España, y está convencido de que en este momento está en el sitio en el que tiene que estar: en la alternativa. 

Las encuestas, de hecho, le están sonriendo. Este mismo lunes La Razón publicó una en la que el PP alcanza en escaños al PSOE y se sitúa a un punto de distancia (26% frente al 24,9%, en la misma línea de la que la semana pasada publicó ESdiario.

Comenta esta noticia