29 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias harta a los empresarios y denuncian sus "anuncios repentinos" y "caos"

La ministros de Trabajo y los líderes de la CEOE, este viernes en Palma.

La ministros de Trabajo y los líderes de la CEOE, este viernes en Palma.

La "cumbre de Palma" sobre el diálogo social acaba sin acuerdo sobre los ERTE y las bajas laborales para los padres por el Covid. El vicepresidente vuelve a enfadar a la CEOE al ir por libre

Todo el empeño mediático y propagandístico que Pedro Sánchez e Iván Redondo pusieron este lunes en la cumbre del presidente con los grandes empresarios del IBEX35 -en parte para presionar a Pablo Casado de cara a la negociación de los PGE- ha quedado en parte erosionado por culpa de la inacabable guerra interna que mantiene Pablo Iglesias con los principales responsables del área económica del Ejecutivo, es decir Nadia Calviño, María Jesús Montero y José Luis Escrivá.

La muestra de esta erosión, y de un nuevo episodio de desconfianza de los empresarios con Moncloa, ha tenido lugar este viernes con el fracaso momentáneo de la llamada cumbre del diálogo social. Una cita que ha reunido en Palma de Mallorca al los titulares de Trabajo y Seguridad Social, Yolanda Díaz y el citado Escrivá; los presidentes de CEOE y Cepyme, Antonio Garamendi y Gerardo Cueva; y los líderes de UGT y Comisiones, Pepe Álvarez y Unai Sordo.

Esa muestra de la desconfianza que los amagos de Iglesias genera al ir por libre la ha dado Garamendi a la hora de resumir el motivo de que no se hayan llegado a acuerdos este viernes sobre los dos temas más candentes : las bajas laborales para los padres con hijos en cuarentena pero con PCR negativa -el motivo de la última bronca entre Podemos y PSOE- y la ampliación de los ERTE.

"Nosotros lo que sí queremos es sentarnos y que nos cuenten las cosas, no puede ser que un ministro diga una cosa, otro otra... Estos anuncios repentinos y que nos tengamos que enterar por la prensa de un montón de temas que lo lógico sería que primero nos enterásemos nosotros", ha lamentado el presidente de los empresarios. Visiblemente molesto. 

La víctima colateral de las críticas de la Patronal es la ministra de Trabajo Yolanda Díaz. Por que, según anunció Iglesias este miércoles desautorizando a la propia portavoz María Jesús Montero, Díaz ya estaba trabajando y tenía ultimada la ampliación de las bajas laborales a todos los padres con hijos en cuarentena.

Curiosamente, ha sido el ministro de Seguridad Social -en la órbita de la vicepresidenta Calviño- el encargado de enfriar las expectativas ante empresarios y sindicatos y ejercer de portavoz de Gobierno. "Necesitamos escuchar a los agentes sociales y después sí, estamos dispuestos a introducir un cambio normativo", ha matizado Escrivá en presencia de la silente ministra de Trabajo.

 

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, junto al de CEPYME, este viernes en Palma tras la cumbre del diálogo social.

 

Tampoco en el segundo asunto de la cumbre de este viernes, los ERTE que Iglesias vende como el pilar del escudo social que Podemos se atribuye, ha habido acuerdo. Pese a que Yolanda Díaz anunció este martes que se extenderán "el tiempo que sea necesario", la vicepresidenta económica ha puesto el freno y defiende aplicarlos en función de los sectores afectados por la pandemia. La CEOE ha exigido que se prorroguen al menos hasta Semana Santa pero Díaz no se ha podido comprometer en la cita de este viernes.

Garamendi ha resumido en su comparecencia ante los periodistas la desconfianza que el Gobierno genera con una frase que refleja el enfado que entre los empresarios provoca la agenda por libre de Iglesias frente a Sánchez. Y se ha quejado de que primero tengan que preguntar "cuál es la postura". Así que ha reclamado "diálogo" en medio de este "caos".

Comenta esta noticia