30 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Podemos envía un vídeo fake sobre Macarena Olona a más de 33.000 móviles

Macarena Olona en una imagen de archivo en el Congreso.

Macarena Olona en una imagen de archivo en el Congreso.

En el trabajo, titulado Pablo Iglesias deja sin palabras a los "CHARLATANES" de Vox, la formación morada se jacta de que su jefe de filas enmudeció a la diputada de Abascal.

Podemos ha enviado un vídeo fake sobre Macarena Olona a los más de 33.100 suscriptores que tiene su canal en Telegram y lo ha colgado en Youtube para maquillar el tremendo rapapolvo que la secretaria general de Vox en el Congreso le dio este miércoles en la sesión de control al Gobierno en el Congreso. 

En el vídeo, titulado Pablo Iglesias deja sin palabras a los CHARLATANES de Vox, la formación morada se jacta de que su jefe de filas enmudeció a Olona, cuando nada más lejos de la realidad. Podemos, el partido que más se queja de ser víctima de bulos, los difunde sin ningún rubor.

 

Captura del envío masivo efectuado por Podemos.

 

Lo que pasó fue que la número dos de Vox en el Congreso empleó los dos minutos y medio de micrófono que le correspondían (el tiempo es el mismo para todos los diputados que preguntan a un miembro del Ejecutivo) en una única intervención; en lugar de repartirlos en dos, que es lo habitual para así poder replicar tras la respuesta de Iglesias, en este caso.

De manera que, consumido su tiempo, cuando Meritxell Batet dio nuevamente la palabra a Olona ésta se limitó a decir, entre risas en el hemiciclo y algunos aplausos: "Nos veremos en la siguiente sesión de control, señor vicepresidente". A lo que él respondió jocoso: "Como caballero retado, señoría, me toca elegir las armas, la palabra". 

Previamente la diputada había instado al al vicepresidente segundo a dimitir por los "escándalos" que él y su partido vienen protagonizando.

Olona le reprochó al líder de Podemos lo "lejos" que se encuentra su formación política de los postulados que defendía en las calles en el año 2015, cuando buscaba "democracia real" y "llenó el hemiciclo de esperanzas". "Pero de la lucha de las calles con el puño alzado han pasado a portadas de revistas de corazón como Isabel Preysler de Galapagar", ironizó.

Aunque ella misma anticipó que Iglesias no abandonará el Consejo de Ministros porque "fuera de su escaño no le queda nada". "No tiene una patria a la que regresar, bandera a la que abrazar o proyecto político en el que refugiarse".

Él, por su parte, lamentó haberse equivocado al llamar a Vox "fascistas". "Son algo mucho más cutre, son la derecha de toda la vida que pretende tapar sus complejos con símbolos militares en las mascarillas", sostuvo. 

El próximo duelo promete. 

Comenta esta noticia