17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Dragó publica en su blog el artículo que Nacho Escolar vetó a Jorge Verstrynge

El escritor ha utilizado su espacio libre en "El Mundo" para publicar el artículo sobre inmigración que "El diario" prefirió no publicar porque sus "lectores" no soportarían su contenido.

Este jueves Fernando Sánchez Dragó utiliza su blog en El Mundo para destapar cómo "se las gasta la izquierda" "ésa que tanto presume de pluralismo, tolerancia y libertad de expresión". 

Define el escritor su blog Dragolandia como "territorio libre y exento de jurisdicción, sin más fronteras ni leyes que las derivadas de mi albedrío, el buen gusto y la buena educación" y asegura que "siempre se concede derecho de asilo a quien, solicitado o no, lo necesita". 

Por eso lo utiliza como "correa de transmisión" entre los lectores y su "amigo, a mucha honra", Jorge Verstrynge, a quién El Diario vetó una columna que Dragó se encarga de reproducir.

Narra el escritor que Verstrynge le llamó "algo soliviantado, por no decir indignado, para informarme de que en Diario.es, cabecera digital aquejada de crónica cojera del pie izquierdo, le habían encargado una serie de artículos y de que, una vez enviado el primero, había recibido la sorprendente  noticia de que la censura ideológica se había abatido sobre él y de que no lo publicarían porque los lectores habituales del periódico no soportarían (sic) su contenido". 

Dicho y hecho, Dragó publica en su Dragolandia el artículo de Verstrynge que El Diario de Ignacio Escolar se negó a publicar y matiza que "suscribo plenamente lo que en él se dice, pero que si no fuera así y disintiera yo de la opinión que su autor expresa, también lo publicaría". 

El artículo de marras titulado Hipócritas son... enumera en siete puntos a los que Verstrynge considera como tales: 

1. Los franceses, que, habiéndose comprometido a acoger 30.000 migrantes procedentes de Italia y Grecia, cerraron sus puertos ante los barcos cargados de personas y a la deriva...

2. Los que ocultan la verdad ("ongs", tertulianos, "periodistas"...) que saben, pero no lo cuentan, que subirse a una barcaza le cuesta a cada migrante un mínimo de 3.000€. Ese dinero al sur del Sáhara, es una cantidad más que suficiente para montar una empresa o hacerse con una explotación agraria o ganadera...teniendo en cuenta que aquí no vienen cabreros, sino gente emprendedora, valiente, y con formación profesional como mínimo. Se trata de una gran sangría injusta para el país emisor.

3. Los que miran para otro lado, cuando saben que las  personas dedicadas a la nueva trata de negros son las mismas que controlan el tráfico de armas hacia el sur y  hacia el norte.

4. Los que ocultan que estamos ante unos traficantes que "trabajan con todas las garantías". Sólo beneficios: una vez subidos a las barcazas y llevados a cierta distancia de la costa, a los migrantes se les abandona, y se les confía a las fuerzas de la marina europea, llamadas al rescate, vía llamada de móvil (muy barato); si llegan a tiempo, bien y si no... Desembarcados en las costas europeas, si no se les da asilo, tampoco (o muy difícilmente) se les puede echar.

5. Y ahora Alemania ofrece (porque Grecia e Italia ya no pueden más) erigirnos en nuevos campos de concentración a cambio de plata (cuando la magnitud del nuevo fenómeno migratorio para los europea, es ya una cuestión de identidad, mucho más que de dinero). Y por cierto, a Marruecos, Argelia, Túnez y Libia habría que darles medios suficientes, para que controlen sus costas y las nuestras.

6. Nuestra responsabilidad como blancos descendientes de negreros (cuando eran los propios negros los que vendían negros a los árabes con fines de esclavitud): ¡nula! Ninguna responsabilidad. Nuestros antepasados hicieron la revolución francesa, ahora les toca a los "subsaharianos" (que vocablo más púdico); no debería ser tan difícil, en un continente (el africano) ahora mismo en la cresta del crecimiento económico.

7. Afirmar que acoger a estos a estas personas masivamente no creará efecto llamada es, sencillamente, insultar la inteligencia humana.

Para finalizar Dragó añade su amigo Verstrynge le explica que el multimillonario Soros "ayuda con subvenciones, donaciones, becas y cosas así al diario de marras y que es el propio diario quien lo reconoce". 

Comenta esta noticia
Update CMP