Un niño de 10 años ve morir a su hermano de 11 con cristales clavados

Los niños resultaron heridos tras romperse una puerta y caer sobre ellos cristales.



Un niño de 11 años falleció la tarde de este domingo en su casa de València tras romperse una puerta con cristales y clavárselos en el abdomen. Su hermano, de 10 años, resultó herido de carácter leve en el mismo accidente.

Según han informado fuentes policiales, se ha abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido, aunque en principio todo apunta a que se trata de un accidente.

Hacia las 15.00 horas de este domingo, el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) recibió un aviso en el que se alertaba de que dos niños habían resultado heridos tras romperse una puerta y caer sobre ellos cristales.

Hasta el domicilio, en la calle Bernia, acudieron patrullas de Policía Nacional y Local, además de un SAMU, un Soporte Vital Básico (SVB) y un médico de atención primaria de la zona, que trataron de taponar las heridas del niño de 11 años, que presentaba una herida abierta en el tórax y se encontraba en parada cardiaca.

De hecho, según han explicado desde el CICU, se le realizaron maniobras de reanimación cardiopulmonar, a las que el menor consiguió responder y lograron recuperar sus constantes vitales. El niño fue trasladado a La Fe donde, sin embargo, falleció a causa de la herida, según han confirmado fuentes de la Conselleria de Sanidad.

El hermano menor, que también fue llevado a La Fe, fue atendido por heridas de carácter leve y no ha precisado ser ingresado en el centro hospitalario.

Comenta esta noticia
Update CMP