04 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Gobierno ya amenaza con volver al estado de alarma tras el aumento de brotes

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero

Los 73 rebrotes en diversos puntos de España hacen que el Ejecutivo vuelva a plantearse la posibilidad de recurrir al confinamiento de nuevo. La portavoz Montero ya ha avisado.

La ministra portavoz, María Jesús Montero, ya ha avanzado que el Gobierno volverá a declarar el estado de alarma "sin ninguna duda" si las "autoridades sanitarias consideran que es necesario" ante el incesante aumento de los repuntes de coronavirus de las últimas horas.

Y es que, a pesar de asegura que los 73 brotes contabilizados por Sanidad "están controlados", los 257 nuevos casos y 4 fallecidos notificados en las últimas 24 horas han encendido todas las alarmas ante un inminente riesgo de repunte de la enfermedad ante la tendencia a la alza registrada en los últimos 7 días, con 2.347 personas positivas.

 Por ello, la portavoz del Gobierno ha señalado en una entrevista en Telecinco que "no podemos bajar la guardia y hay que mantener las medidas para que estos rebrotes no se disparen", ya que si eso se produce la vuelta al estado de alarma ya está sobre la mesa.

De hecho, el foco más preocupante es el que se ha desatado en Lérida donde ya se ha registrado un nuevo fallecimiento. Según la portavoz , la zona  "tiene un hospital de referencia y la presión se traslada de manera muy insistente", aunque también tienen la mirada fija en los producidos en Lugo, donde el número de casos no deja de crecer.

Illa intenta rebajar la preocupación calificando de "normal" que haya rebrotes

Por su parte, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha calificado de "normal" que se produzcan estos nuevos brotes, intentando rebajar la preocupación por el avance de la pandemia. "El virus está entre nosotros y tenemos que aprender a convivir con él hasta que tengamos un tratamiento eficaz o una vacuna", ha señalado.

Aún así, ha recordado que "si se diera el caso de una transmisión descontrolada y necesitáramos limitar de una forma muy drástica la movilidad, que es un derecho fundamental, en varias zonas de España, ya sabemos que hay un instrumento que ha sido eficaz", haciendo referencia a la posibilidad de volver al estado de alarma.

Mientras tanto, las comunidades autónomas está empezando a tomar más decisiones para atajar el virus, mientras que ya este miércoles Cataluña decidió imponer la obligatoriedad de la mascarilla, Baleares ya ha avanzado en esa misma dirección, al igual que el Gobierno vasco, que ha hecho lo propio en la localidad de Ordizia donde se han registrado 48 casos. Asturias y Cantabria, por su parte, están estudiando imponer esa medida.

Junto a ello, 83 presos de la cárcel de Zuera en Zaragoza ha sido aislados después del positivo de uno de los internos, que fue trasladado esta semana a la de Lérida, por lo que al realizar el nuevo ingreso se le practicó la PCR que resultó positiva lo que ha provocado el confinamiento de los internos.

También otro punto caliente se ha desatado en Cataluña, concretamente Tarragona, donde se ha visto afectada una familia con cinco positivos confirmados y dos brotes más en Tierras del Ebro que afecta a cuatro personas, con un seguimiento de 46 contactos, que se originó en un claustro de profesores de un instituto de Perelló .

Así pues y según ha desgranado Illa, en total son 73 los brotes activos de coronavirus en toda España. Una situación inquietante, para la que el Gobierno no descarta un plan drástico, volver al estado de alarma y al confinamiento para todos si la pandemia vuelve a desatarse.

Comenta esta noticia