Victoria en Primera, tres puntos... y en Éibar

El Elche C.F. vence por 0 goles a 1 en Ipurúa en su vuelta a la Liga Santander

No existía un escenario mejor para conseguir la primera victoria en el retorno del Elche a Primera División. Dicen que el tiempo es el mejor juez y pone a cada uno en su lugar y hoy los tres puntos conseguidos en Ipurúa saben triplemente bien.

Y es que fue el Éibar quien se personó junto a La Liga para solicitar el descenso administrativo del conjunto ilicitano hace ahora cinco años, y esa espinita la llevamos clavada muchos ilicitanos. 

El conjunto de Almirón hizo un partido serio, sabiendo que jugaba contra un equipo que colgaba balones al área y que utilizaba de forma insistente las bandas para crear peligro. El Elche salió a diciendo "aquí estoy yo", y en los primeros dos minutos de juego ya había llegado con peligro en dos ocasiones a la meta de Dimitrovic.  

A partir del minuto diez, los de Mendilibar comenzaron a hacer su juego, con un Pedro León y un Inui muy peligrosos por ambas bandas, pero que siempre se encontraba a un muy seguro Edgar Badía bajo palos. 

El conjunto franjiverde se mostraba muy peligroso en las contras, y fue precisamente en una de ellas donde Lucas Boyé consiguió el cero a uno en el marcador. Un pase de Fidel para Tete Morente que se internó en el área, disparó a puerta y el rechace en un defensa armero llegaba a las botas de Boyé, para que en un movimiento típico de delantero centro y a la media vuelta ponía el balón en el fondo de la red con un tiro cruzado. Se le vieron muy buenas maneras al argentino que quiere reivindicarse por fin en Europa.

Tras la reanudación llegaría un penalti por unas manos de Pere Milla, típicas manos que años atrás no se pitaban por involuntarias, pero que con la nueva normativa son penalti. Pero Edu Expósito quiso hacer un "panenka" y el balón se fue por encima del larguero. 

A partir de ahí el Éibar seguía insistiendo con centros al área que defendió muy bien una defensa de tres ilicitana que se entiende a la perfección y un Elche que pudo matar al partido a la contra.

Hay que destacar también a Tete Morente, que junto a Josan pueden ser dos jugadores revelación en Primera, y con un espléndido Fidel, calidad y trabajo de un hombre imprescindible a día de hoy en el Elche. 

Tres puntos que sacan a los pupilos de Almirón de la última posición y lo que es más importante, con dos partidos menos. Hay mimbres que si se apuntalan bien, con cuatro o cinco hombres importantes, pueden ser suficientes para mantener la categoría, no sin sufrir, pero sí para hacer un digno papel en la máxima categoría del fútbol español. 

Comenta esta noticia