El 17-A, el día en que España recordó el terror

El 17 de agosto de 2017 en el paseo de Las Ramblas de Barcelona, sobre las 5 de la tarde se cometió el brutal atropellamiento masivo con una furgoneta que recorrió 530 metros en la zona central del paseo, desde la calle Buen Suceso hasta el pavimento Miró, frente al Mercado de la Boquería. Cuatro Horas después, Estado Islámico reivindicó el atentado mediante la agencia de noticias Amaq.

Horas después del ataque de Barcelona, en la noche del 17 al 18, a la 1:15 de la madrugada, se produjo otro atentado en Cambrils. Cinco presuntos terroristas fueron abatidos tras intentar saltarse un control policial de los Mozos de Escuadra y atropellar a seis personas, tres de ellas mozos. Una séptima persona fue herida en la cara por ataque de uno de los terroristas, que logró recorrer unos metros antes de ser también abatido. Una de las mujeres atropelladas en Cambrils murió horas después.

Hubo cuatro detenidos, tres en Ripoll, de nacionalidad marroquí, y otro en Alcanar, nacido en Melilla. Dos de los detenidos en Ripoll fueron el hermano de Moussa Oukabir y un amigo de éste. Otro individuo herido la madrugada del jueves en la explosión de Alcanar también fue detenido. Según los Mozos de Escuadra, el atropellamiento en Barcelona estaría relacionado con una explosión que ocasionó el derrumbamiento de una casa en Alcanar un día antes, el 16 de agosto. En esta casa había numerosas bombonas de butano y explosivos de fabricación casera. Su explosión obligó a los terroristas, según la policía, a cambiar los planes y optaron precipitadamente por el atropello masivo en la Rambla. El 19 de agosto se identificó al imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, también de nacionalidad marroquí, como el agente radicalizador de los jóvenes terroristas y posible cabecilla de la célula. El 21 de agosto se confirmó la muerte del imán en la explosión del chalé de Alcanar. Ese mismo día fue abatido Younes Abouyaaqoub en Subirats.

Pero para saber qué incógnitas quedan por desvelar, en qué fallamos y en qué podemos mejorar, hemos consultado a dos de los mayores expertos en Análisis del terrorismo de etiología yihadista de nuestro país, David Garriga Guitart, Criminólogo y presidente de CISEG, Comunidad de Inteligencia y Seguridad Global, y a Chema Gil, Codirector de International Security Observatory.

Para Chema Gil “estamos ante una célula extensa, compleja, que si bien tuvo un elemento dinamizador en el imam hay que señalar (más allá de las certezas que se hayan obtenido a efectos de la causa judicial) que también tuvo unas vinculaciones exógenas, incluso a nivel de ‘inducción’ intelectual diría yo. Tal como señalé en su día es fácil que podamos encontrar algunas vinculaciones con otros operativos terroristas ubicados fuera de España. En cuanto a todo lo ocurrido en Cataluña espero que se haya hecho una profunda revisión de todo porque se produjeron disfunciones que no deben repetirse y me gustaría señalar, con claridad, que en relación con un fenómeno terrorista internacional no puede ser que se pretenda una posición preponderante de una policía autonómica frente a la policía del Estado que es la que tiene las competencias específicas. La estructura estatal es la garantía que tenemos todos los españoles para enfrentar una amenaza internacional, y siempre en coordinación con la Policía Nacional y la Guardia Civil que es la que puede analizar con inmediatez conexiones en el conjunto del territorio español o con otros países mediante los mecanismos de cooperación internacional que existen".

Según el Criminólogo Garriga "estamos descubriendo varios datos aportados por la apertura del sumario que nos hacen cuestionar si la actuación por parte de FFCCS y servicios de inteligencia fue adecuada o no. Detrás de lo que podía parecer un acto sin sentido, un proceso de radicalización exprés y sin ningún tipo de coordinación entre los terroristas nos encontramos con una célula compleja que durante muchos meses estuvo radicalizándose tras unos procesos de selección y captación muy elaborados y precisos".

Para Chema Gil, Codirector de International Security Observatory “estamos ante el mismo riesgo que hace un año “Cuatro días antes del ataque del año pasado en Barcelona, un periodista me preguntaba si España podía ser objeto de un atentado yihadista y, mi respuesta fue clara, “íbamos a ser atacados antes o después”. Hoy, un año después la respuesta sería la misma, esta amenaza intentará manifestarse de nuevo, antes o después, en nuestro país y, si no lo ha logrado es -en buena medida- por el trabajo de nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y el Centro Nacional de Inteligencia.

Preguntado sobre qué errores se pudieron cometer, David Garriga, dijo -Graves errores siguen estando en nuestras políticas para afrontar este fenómeno y quedaron bastante patentes en el atentado de Barcelona y Cambrils. Por un lado la falta de coordinación de nuestras policías. Todo y tener unas FFCCS en nuestro país muy preparadas en terrorismo no sirve de mucho si la información que cada cuerpo investiga no se comparte. La coordinación es esencial para poder actuar de manera más rápida y eficaz. Pero, y ahí viene nuestro segundo error, no debemos plantear esta dificultad de detección de radicales solamente a nivel policial y servicios de inteligencia, los actores sociales en detección a niveles bajos de radicalismo son fundamentales para poder crear cortafuegos capaces, no sólo para detectar los diferentes indicadores de radicalización, sino también para poder trabajar la desradicalización y evitar que un joven que empieza a tener contacto con el discurso de estos terroristas acabe convirtiéndose en un radical violento y perpetrando un atentado.

Subrayó, que - No olvidemos que estamos frente un terrorismo global que convive entre nosotros y que, muy lejos de parar, va a seguir manipulando, radicalizando y atentando para conseguir sus objetivos. Cerrar los ojos a esta evidencia y no actuar contundentemente contra este terrorismo solo sirve para dar oxígeno a estos asesinos con el fin de perpetrar nuevas masacres-

Para Chema Gil en cambio “El terrorismo yihadista es, en sí mismo, una ideología y ésta no deja de expandirse. Así pues hemos de ser conscientes de que este terrorismo utiliza el mundo de las ideas y de la palabra; podemos decir que, militar y policialmente estamos haciendo un buen trabajo pero no manejamos el mundo de las ideas, las palabras, los relatos y la comunicación con la eficacia de los terroristas y, mientras no contemplemos estas dimensiones, podemos matar a mil terroristas que surgirán otros mil… además debemos tener en cuenta que los terroristas que atacan Europa no vienen de tierras lejanas, son jóvenes que han nacido aquí, se han criado aquí, son ‘nuestros’ yihadistas. Policialmente hay una mejor colaboración, sí, es verdad, pero no me parece que se hayan implementado todos los mecanismos necesarios para que fruto de esa colaboración internacional se vaya a producir la derrota del terrorismo yihadista porque esta amenaza nos exige respuestas que van más allá de lo policial y lo militar, porque la ineficacia en cuanto al manejo del mundo de las ideas, las palabras, el relato, la comunicación… es más que notable.


Preguntado Garriga sobre qué medidas adicionales a las implantados se pudieran ejecutar, fue claro: "
Cada vez vemos más necesario, como ya hacen en otros países, apostar por políticas de prevención, entre ellas, la formación. La formación a profesionales sociales, a estos actores que desarrollan su trabajo próximo a estos jóvenes y familias que son objetivo de estos grupos terroristas para que puedan conocer cuáles son los signos de radicalización y poder revertir el proceso en etapas tempranas. Conocer los indicadores que hacen vulnerable a un joven de caer en grupos terroristas de esta etiología nos ayudará a poder revertir esas vulnerabilidades para evitar que acabe radicalizado.

Recalcó Chema Gil “que son Jóvenes criados aquí y que vivían integrados -es lo que hemos visto en Europa- y en todo lo ocurrido en Barcelona no fue una novedad, la inmensa mayoría de los ataques terroristas de etiología yihadista en Europa de los últimos años han sido ejecutados por gente nacida o criada en Europa; es decir, han sido captados aquí, radicalizados aquí y determinados criminalmente aquí. Lo hemos visto en los ataques en Francia desde hace cinco o seis años, en Reino Unido o en España. Pero, es más, este terrorismo está captando a chicos de aquí que ni siquiera son de origen musulmán; es por ello por lo que decía antes que tenemos que llevar esta guerra al plano de las ideas, la palabra, el relato, la educación, la inclusión o tardaremos mucho tiempo en vencer y, si vencemos, será a costa de sufrir mucho”

Para el presidente de CISEG no basta solo con la represión - Aunque el Código Penal ha favorecido que esta carrera hacia la radicalización violenta no sea tan fácil, no es suficiente. A nivel preventivo creo que cualquier profesional que esté en contacto con perfiles vulnerables es necesario que tenga una formación adecuada para poder identificar signos y no caer en el error de que se convierta en una caza de brujas. Desde criminólogos, psicólogos, trabajadores sociales, enfermeras, médicos, profesores imanes, familias y otros actores y sectores de nuestra sociedad. Hay que ser conscientes y conocer los riesgos que tenemos mientras este terrorismo esté entre nosotros pero no debemos permitir que esto nos haga cambiar a peor nuestros derechos y libertades que tanto nos han costado conseguir. La conciencia de seguridad de un país empieza por el propio ciudadano y tenemos un problema si no comenzamos a prevenir para revertir esta balanza a favor de la seguridad y la convivencia.

Con estas líneas demuestran una vez más, el porqué de la reputación analítica y de su apuesta por la prevención y la detección temprana de signos de radicalización yihadista que muestran tanto David, como Chema. Sirva estas líneas para hacer pedagogía y divulgar que existe otra forma de sumar esfuerzos para luchar contra la radicalización y terrorismo yihadista. La prevención.

 

Comenta esta noticia
Update CMP