21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El agónico acuerdo de PP, Cs y Vox frena al sanchismo en ciudades de toda España

Villacís, Ortega Smith y Almeida

Villacís, Ortega Smith y Almeida

Vox respalda el acuerdo de PP y Cs en Madrid, con una alianza que, a dos o tres partidos, frena en seco al PSOE en grandes municipios de toda España.

Se acabó el misterio. Vox también apoya el acuerdo entre PP y Cs que desalojará a Manuela Carmena del Ayuntamiento de Madrid. Lo anunció esta madrugada el dirigente Iván Espinosa de los Monteros, con un escueto mensaje de apenas cinco palabras que sin embargo tiene profundas consecuencias: la capital de España tendrá gobierno de centro derecha.

José Luis Martínez Almeida será alcalde y Begoña Villacís vicealcaldesa, con un reparto casi idéntico de concejalías y Javier Ortega Smith, de Vox, siendo decisivo en todo lo que quiera decidir el bipartito en el que los verdes, finalmente, no estarán: de haber llevado hasta el final su exigencia de concejalías, el pacto se hubiese roto y la alcaldesa saliente seguiría en Cibeles.

No ha ocurrido, y ese fenómeno se repite en toda España con la excepción de Castilla-La Mancha, donde un polémico acuerdo de Albert Rivera con Emiliano García Page ha dado a PSOE y Cs las potentes alcaldías de Albacete, Guadalajara y Ciudad Real, desechando entenderse con el PP como en buena parte del resto del país.

 

Salvo este episodio, el "Pacto de Madrid" simboliza la entente de los tres partidos del centroderecha, o de PP y Cs a solas allá donde Vox no es decisiva, para frenar al sanchismo en buena parte de las ciudades españolas, convertidas así en la oposición institucional al PSOE a falta de conocerse cuántas Comunidades Autónomas se suman a ese 'frente': pero ya está claro que la oposición a La Moncloa en esta legislatura vendrá de municipios, provincias y regiones.

Andalucía, decisiva frente a Sánchez

La alianza a tres madrileña se repetirá en Granada, Córdoba y Jaén, tres plazas que se inclinan al centroderecha gracias a Vox. En Málaga y Almería llega con el pacto de PP y Cs, lo que junto al Gobierno de Juanma Moreno convierte a Andalucía en un potentísimo rival del PSOE de Sánchez: cinco capitales de provincia y la propia Junta harán de freno a los socialistas.

Castilla y León y Aragón también confirman el avance conjunto de las dos o tres formaciones liberales o conservadoras, que solo encuentran freno en el País Vasco, Cataluña y quizá Valencia, aunque allí irrumpe Alicante como alternativa sólida de la mano, de nuevo, de PP y Cs.

A falta de detalles, éste es el mapa final: una ola tripartita o bipartita resumida en la foto de Almeida y Villacís echando a Carmena... con Vox de maestro de ceremonias entre bambalinas. 

Comenta esta noticia
Update CMP