Fiestas y tradiciones: sentimiento y recurso turístico

Estos días constituyen una buena oportunidad para contemplar los ´doseles´de Tous, representaciones de la pasión de Cristo que realizan en las casas de los cofrades mayores

Marzo es el mes de las Fallas en Valencia, aunque hay años como éste que coincide con el inicio de la Semana Santa, que normalmente se realiza en abril, bien entrada ya la primavera. Esto sucede porque somos capaces en esta tierra de unir, con una capacidad increíble, la fiesta, las tradiciones, el sentimiento religioso, en casi todas nuestras manifestaciones culturales e identitarias.


Hay familias valencianas que tienen que guardar a toda prisa la indumentaria valenciana para hacer hueco a los “trajes de nazareno” de las distintas cofradías. Un ejemplo fue Turís ( celebran las Fallas una semana después de San José), que este sábado celebraba la ofrenda a la Virgen de los Desamparados, y el domingo “la cremà”, coincidiendo con el Domingo de Ramos.


Porque en nuestros pueblos las representaciones de Semana Santa se suceden, las bandas de “cornetas y tambores” nos amenizan y fijan la marcha, las palmas y los ramos de olivo se levantan, como para dar la bienvenida a esta recreación bíblica, como lo hicieran en Jerusalén para recibir a Jesús, y nuevamente como en tantas ocasiones, los pueblos de Valencia dan lo mejor de sí mismos en representaciones y participación.


Hace unos años estuve visitando en el municipio de Tous ´los doseles´ de Semana Santa, que realizan estos días en las casas de los cofrades mayores y exponen al público. Vienen a ser perfectas representaciones de la Pasión de Cristo, en torno a la imagen que luego procesionarán el Jueves y Viernes Santo.

 

Suponen un derroche de creatividad y escenografía constituyendo verdaderas obras de arte. No en balde en Alzira fueron declaradas de Interés Turístico Nacional, y en Alberic, donde también se realizan “doseles”, se combinan los actos religiosos con la tradición gastronómica.


Sinceramente quedé impactada de tan magníficas representaciones, haciendo cola, casa tras casa por todo el pueblo, admirando todos nosotros, lo que unas sencillas personas entregadas, habían sido capaces de crear, para deleite de todos.


Pienso que todo este potencial, que es muy atractivo, tenemos que aprovecharlo para convertirlo en oportunidad y seguir desarrollando nuestro TURISMO DE INTERIOR. Tenemos mucha riqueza en todos nuestros pueblos, y todos los meses, ¡¡¡aprovechémoslo!!!!

 

* Abogada y exdiputada provincial de Turismo de Valencia

 

Comenta esta noticia
Update CMP