Ábalos 'recomienda' no hacer política con el agua pero Puig denuncia al Gobierno

El ministro Ábalos hoy en unas jornadas empresariales en Castellón.

El ministro Ábalos hoy en unas jornadas empresariales en Castellón.

El ministro de Fomento echa balones fuera y asegura que "hoy por hoy, la gestión está siendo equilibrada y no hay ninguna necesidad alarmante" como en otras ocasiones.

José Luis Ábalos ha descartado que el trasvase del Tajo al Segura de 7,5 hectómetros cúbicos para consumo humano suponga "problemas de hecho" para los agricultores. "Hoy por hoy, la gestión está siendo equilibrada y no hay ninguna necesidad alarmante", ha zanjado.

Ábalos ha valorado en declaraciones a los medios en Valencia la autorización que publica el BOE del trasvase para consumo humano desde los embalses de Entrepeñas-Buendía a través del acueducto Tajo-Segura para noviembre, preguntado por el recurso que tiene previsto presentar la Generalitat Valenciana.

"Sinceramente, en la época del año en la que estamos y con las lluvias que hemos tenido, no es una situación como en otras ocasiones", ha aseverado, para destacar que el Tajo-Segura forma parte de un suministro "absolutamente integrado y estructural".

En este contexto, ha asegurado que el Gobierno realiza "los suministros correspondientes en función de las necesidades y las posibilidades de cabecera", para lo que ha añadido que "también tiene que llegar agua". "Se está equilibrando y se están tomando las decisiones", ha reiterado.

José Luis Ábalos: "El Tajo-Segura forma parte de un suministro absolutamente integrado y estructural".

Por tanto, ha insistido en que el Ejecutivo no ve "ningún problema de hecho" ni "ninguna necesidad alarmante" en la actualidad. "Otra cuestión es, como siempre, el riesgo de hacer del agua una cuestión política", ha remachado.

Por otro lado, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig ha avanzado que el Ejecutivo valenciano va a instar este jueves a la Abogacía de la Generalitat a que presente un recurso contencioso-administrativo contra el nuevo trasvase Tajo-Segura. "Vamos a hacer, como siempre, lo que interesa a los valencianos y hoy mismo instaremos a la presentación de ese recurso", ha subrayado.

Puig se ha pronunciado en estos términos en la sesión de control de este jueves en respuesta a una pregunta formulada por la síndica y presidenta del PPCVIsabel Bonig, en donde, asimismo, ha instado a la líder 'popular' a decirle a "sus compañeros de Castilla-La Mancha que atiendan a las consideraciones oportunas". "Nosotros queremos soluciones de agua para siempre", ha remarcado el 'president'.

Por su parte, Bonig también ha indicado que su formación acudirá a los tribunales si "el mes que viene no llegan los 38 hectómetros cúbicos que marcan la Ley de Trasvase" y ha subrayado que la desalación "no puede acabar nunca jamás con el trasvase Tajo-Segura". "La desalación es parte de la solución, pero no la solución", ha remarcado para pedirle que firme el Pacto Provincial de Agua en Alicante.

A beber agua desalada

Recordar que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, declaró recientemente que "Levante beberá y regará de la desalación", reivindicando el agua del Tajo para su comunidad autónoma. Y al parecer, por lo visto en los últimos días, el Gobierno de Pedro Sánchez, con su ministra de Transición Ecológica a la cabeza, Teresa Ribera, se ha posicionado con el dirigente manchego. De hecho, ha habido un brutal recorte del trasvase, lo que ha provocado la reacción inmediata de Ximo Puig, que en este tema se juega muchos votos y que no puede ceder a los "caprichos" de su partido.

Comenta esta noticia
Update CMP