18 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El caos total en el equipo económico de Sánchez desata las alarmas en el PSOE

La ministra de Economía, Nadia Calviño, flanqueada por los de Ciencia, Pedro Duque, e Industria, Reyes Montoro.

La ministra de Economía, Nadia Calviño, flanqueada por los de Ciencia, Pedro Duque, e Industria, Reyes Montoro.

Mientras los principales datos económicos se desmoronan, la coordinación en el área clave del Gobierno brilla por su ausencia. Y en Ferraz se preguntan: ¿Dónde está Nadia Calviño?

En vísperas del momento más decisivo para el Gobierno de Pedro Sánchez, la aprobación del proyecto de presupuestos para 2019 que ultima el departamento de Hacienda que dirige María Jesús Montero -y que pende del hilo de las exigencias económicas de Podemos y las políticas del independentismo catalán-, en La Moncloa se ha desatado la preocupación por el notable caos que se ha instalado en el área económica del Ejecutivo socialista.

En el Ministero de Economía que dirige el superfichaje de Sánchez, la tecnócrata europea Nadia Calviño, se empiezan a acumular las malas noticias. Dos, de este mismo martes. La Seguridad Social ha perdido 202.966 afiliados y el paro ha crecido en 47.047 desempleados más.

Pero no solamente eso, este lunes se conocieron los datos del turismo, que reflejan el primer desplome en el numero de llegadas desde el año 2009. Y junto a ellos, los primeros indicadores que avanzan una inminente desacelaración de la economía española, según coinciden la mayoría de los economistas.

Pero en Ferraz, y en la cúpula empresarial, preocupa el caos en torno al modelo fiscal que quiere aplicar el Gobierno, que maneja Hacienda y que disgusta enormemente en Economía. Este mismo lunes, en su entrevista en la SER, Sánchez echó marcha atrás en su propuesta de tasa a la banca y recupero la idea de la tasa Tobín a las transacciones financieras. Y confirmó el impuesto al diesel a la misma hora en que su ministra de Energía, Reyes Maroto, calificaba esa medida de "globo sonda".

Según ha sabido ESdiario, la propio Moncloa forzó a Maroto a rectificar con un canutazo improvisado en la agencia EFE en el que declaraba su apoyo expreso a ese impuesto al diesel apadrinado no por Energía sino por la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Y, como colofón a las alertas encendidas en Ferraz y La Moncloa, las desmedidas exigencias que este lunes volvió a oficializar Pablo Iglesias en su regreso a la actividad política. Impuestazo general a cambio de apoyar los PGE de Sánchez.

Y, con este panorama tan poco halagüeño, muchos se preguntan por el papel de Nadia Calviño al frente del Ministerio de Economía. En teoría, su llegada estaba destinada a tranquilizar a los mercados con una voz económica única y unificada del Gobierno.

Y con la tarea de coordinar el área económica más numerosa de la historia de los gobiernos de España: María Jesús Montero (Hacienda), José Luis Ábalos (Fomento), Magdalena Valerio (Empleo y Seguridad Social), Teresa Ribera (Transición Ecológica), Reyes Montero (Industria y Energía) y Pedro Duque (Ciencia, Innovación y Universidades).

Sin embargo, visto los visto en los primeros 100 días de Sánchez en el Gobierno, el fracaso de Calviño al frente del citado equipo es para la mayoría de los dirigentes socialistas ya palmario.

 

 

Comenta esta noticia