30 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez obliga a Ayuso a cerrar Madrid o lo hará él con un estado de alarma

Isabel Díaz Ayuso durante su comparecencia.

Isabel Díaz Ayuso durante su comparecencia.

Tensión máxima entre el Gobierno y la Comunidad de Madrid. Ambos hablaron este jueves y él le dio tres opciones con un resultado: habrá confinamiento perimetral durante el puente.

Por las buenas o por las malas, pero el confinamiento perimetral de Madrid para que los madrileños no se vayan de puente volverá a entrar en vigor en las próximas horas. 

Es el mensaje que trasladó Pedro Sánchez a Isabel Díaz Ayuso en una conversación que ambos mantuvieron ya bien entrada la noche, y después del varapalo propinado por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Inicialmente ambos quedaron en verse a primera hora de la mañana, aunque al filo de la media noche la presidenta madrileña reculó. Se vean o no finalmente, lo que sí habrá es un Consejo de Ministros extraordinario inicialmente fijado al mediodía.

El presidente del Gobierno no está dispuesto a perder y que la Comunidad de Madrid se salga con la suya. Tres opciones le dio por teléfono, según la Secretaría de Estado de Comunicación. 

O elabora una orden al amparo de la Ley Orgánica de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública como autoridad competente en materia sanitaria que es. O pide a Sánchez que declare el estado de alarma para que, "conjuntamente", el Gobierno y la Comunidad de Madrid ratifiquen las medidas. O elige no colaborar y el Gobierno declara el estado de alarma en Madrid por su cuenta, porque constitucionalmente puede hacerlo. 

Así que la reunión que este viernes se anuncia entre ambos será de alto voltaje, y después habrá un Consejo de Ministros extraordinario. Sea como fuere, el Ejecutivo central avisa que tiene las de ganar: "En cualquiera de los tres casos, las medidas serían exactamente las mismas que ya se venían aplicando, pues lo único que cambiaría sería el instrumento legal por las que se adoptan, es decir, la cobertura jurídica".

Díaz Ayuso, por su parte, hizo una pequeña declaración a última hora del día en la que insistió que el método de la Comunidad de Madrid es el mejor. A primera hora nos reuniremos en la Comunidad de Madrid para ver alternativas. Nuestras zonas básicas estaban funcionando y pueden ser lo mejor. Esperamos pactar una solución que beneficie a los ciudadanos y dé claridad", sostuvo.

La jornada de este jueves fue frenética. El mazazo judicial pilló desprevenido al Ejecutivo, que captó rápidamente el mensaje de Isabel Díaz Ayuso cuando la presidenta madrileña compareció para hacer una valoración. 

Díaz Ayuso dejó claro que desde ese momento la iniciativa en la adopción de nuevas medidas para doblegar la curva volvía a ser del Gobierno regional. Y ofreció a Sánchez la paz, pero con condiciones: ellos propondrían al Salvador Illa una nueva orden con medidas para que entrara en vigor entre el viernes y el sábado y el ministro podría opinar y proponer, pero no "imponer".

Medidas sobre la base de la vuelta a los confinamientos parciales por zonas básicas de salud, y no por municipios enteros. Y lo que es más importante: sin prohibir a los madrileños salir de Madrid, solo "recomendar". 

"Ya no queremos más peleas. Es absurdo", afirmaron desde el entorno de Isabel Díaz Ayuso a ESdiario a última hora de la tarde, antes de que todo se precipitara.

La situación es crítica. En juego está la ruptura de todos los puentes entre La Moncloa y la Real Casa de Correos. 

Comenta esta noticia