21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Puigdemont hace el ridículo ahora con una carta de socorro a los países del Este

Oriol Junqueras, Raul Romeva y Carlos Puigdemont, en su último fiasco en Estrasburgo.

Oriol Junqueras, Raul Romeva y Carlos Puigdemont, en su último fiasco en Estrasburgo.

Inasequible al desaliento, tras fracasar con la ONU y con el Parlamento Europeo, el presidente catalán recurre ahora a los países excomunistas para reflotar su proceso independentista.

De fracaso en fracaso internacional, pero inasequible al desaliento. La Generalitat trata de reflotar su agónico proceso independentista recurriendo ahora a los países de la órbita exsoviética.

Una última bala, la de Carles Puigdemont, que se produce tras su sonoro fracaso en la ONU y tras el fiasco de su presentación, junto a Oriol Junqueras y Raúl Romeva, en el Parlamento Europeo.

La nueva iniciativa de los independentistas está liderada por el delegado de la Generalitat en Viena, Adam Casals, que ha remitido una carta a los gobiernos de Austria, Eslovenia, Croacia, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Polonia y los tres países bálticos, Estonia, Letonia y Lituania.

En esta nueva misiva, Casals anuncia la intención del "ministro de Exteriores" de Cataluña, Raúl Romeva, de acercar posiciones con ellos, tras el portazo recibido de las embajadas de los países más importantes de la Unión, como Francia, Italia y Alemania, que han advertido en varias ocasiones a la Generalitat de que su único interlocutor es el gobierno de Mariano Rajoy.

En la carta, difundida este martes por el diario El Mundo, el enviado de Puigdemont en Viena asegura que "la acción externa y un nuevo estilo transparente de gobierno que mira hacia Europa están entre las principales prioridades de esta gran coalición", en relación al gobierno que integran la antigua Convergencia, Esquerra Republicana e Iniciativa per Cataluña con el apoyo externo de la CUP.

"Estaría encantado si su agenda le permitiera que organizáramos un encuentro para conocernos personalmente e intercambiar puntos de vista", afirma Casals, que concluye: "El ministro de Asuntos Exteriores, Raúl Romeva, me ha encargado que establezca contacto con los miembros del Parlamento Europeo que vengan de los países en los que trabajamos".

Comenta esta noticia
Update CMP