La organización de eventos, una actividad cada vez más rentable en Alicante

El mundo del evento está cada vez más en auge. Es una profesión al alza, de emprendedores jóvenes y formados, que ofrecen al cliente lo que éste pida, por exótico que parezca.

Cada vez hay gente emprendedora, sobre todo jóvenes, que apuestan por dedicarse a la organización de eventos, un  trabajo que se está poniendo de moda en España, y por supuesto, que cada vez tiene mayor impacto en la economía de Alicante, cuyas condiciones, tanto por su climatología como por sus instalaciones de todo tipo, son ideales para esta actividad.

Si nos adentramos en el complejo mundo económico que nos rodea y que evoluciona hacia un cambio de modelo y la incorporación de nuevas profesiones y la desaparición de otras, tenemos un  dato de referencia: supone el 0,66% del PIB de efecto directo, lo que unido a las buenas expectativas del turismo puede tener un crecimiento sostenido similar al resto del sector terciario.

El auge de esta nueva profesión se debe a una mejora de la cultura general y del ritmo de vida. Además de evolucionar en nuestras costumbres, cada vez más las personas buscan mayor perfección, comodidad y satisfacción a la hora de realizar algún tipo de efemérides social, con gran impacto en la sociedad actual.

Y al igual que en el resto de España, en nuestra provincia también somos muchos los que nos hemos formado y nos hemos atrevido a lanzarnos al mundo del evento. Hace un año en Alicante creamos Cuenta Conmigo, una empresa de servicios dedicada al diseño, producción y realización de eventos. No se trata de un trabajo esquemático, influye mucho el cuidado, el cariño y la meticulosidad al ejecutarlo.

Cualquier celebración que puedas imaginar es posible realizarla, cuanto más original y extraño resulte mayor encanto tiene para nosotros. Hemos tenido clientes de todo tipo, y les hemos diseñado un cumpleaño inspirados en Sirenita, creamos una fiesta ambientada en el mar o una boda mágica a lo Harry Potter. Sin duda, lo más gratificante de este trabajo es cuando vemos a las personas disfrutar de él, hemos cumplido su deseo y hemos creado una experiencia que jamás olvidarán.

El evento estrella, sin duda, fue la inauguración de Villa Kanela, un lugar cerca del mar donde crear eventos privados de todo tipo, acudieron más de 100 personas, entre ellas nuestro alcalde Luis Barcala, quien apoyó este proyecto desde el principio.

Lo primero, el cliente

Nuestro trabajo empieza con el primer contacto con el cliente, donde nos explica la idea que tiene, sus gustos y como quiere que sea su gran evento. Después estudiamos su propuesta y desarrollamos poco a poco cada detalle: el lugar, el catering, la decoración, etc. Utilizamos la creatividad para que el evento sea único y refleje en cada detalle la esencia que se quiere transmitir. Negociamos y seleccionamos a nuestros proveedores de confianza, con quien formamos un gran equipo. Una vez hemos seleccionado a los proveedores y tenemos la idea clara empezamos a planificar el día del acontecimiento. Desde el montaje previo, pasando por todo el evento y sus momentos puntuales, hasta la finalización y el desmontaje. Siempre tenemos todo controlado, pero no hay que descartar la existencia de imprevistos, por ello, buscamos la solución a tiempo sin que perjudique al resto de la organización.

Si hay algo que nos define es la pasión, las ganas y sobretodo una filosofía basada en que la vida son los momentos y los recuerdos que tienes de ellos.

Consolidación de las empresas

En Alicante es importante consolidar empresas de este tipo, que ayuden al crecimiento de nuestro turismo y de nuestra economía, pero indudablemente debería apostarse también por la colaboración intersectorial. Seguramente el efecto indirecto sería mucho mayor, ya que pueden y deben colaborar infinidad de empresas, que han sufrido una enorme atomización con la crisis.

Nos referimos a periodistas que deben promocionar los actos que se producen, empresas (normalmente pymes o microempresas) de marketing que desarrollen toda la faceta promocional, restauración, moda, soportes digitales,y finalmente economistas que calculen los costes de todo el proceso adecuadamente… En definitiva, un nuevo motor de la economía colaborativa, necesitada ahora más que nunca de nuevos incentivos…

Tras estas reflexiones se me ocurre una propuesta, ¿no sería interesante una asociación que agrupe y defienda este nuevo vector de la economía alicantina?

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP