22 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez abochorna a España mientras Torra sigue hablando de "prisión" y "exilio"

Pedro Sánchez y Quim Torra

Pedro Sánchez y Quim Torra

El presidente del Gobierno queda en la peor posición posible después de reunirse con Torra que ha asegurado que "no quiere perder el tiempo" con reuniones si no consigue sus propósitos.

Nadie se mueve de sus posiciones. El encuentro entre Torra y Sánchez no ha servido nada más que para evidenciar que el presidente del Gobierno seguirá la senda marcada por ERC, en la que apostará por el diálogo con un dirigente catalán inhabilitado y que además sigue enrocado en sus pretensiones secesionistas, pidiendo una amnistía para los condenados y poniendo la autodeterminación por delante de cualquier otro asunto.

De hecho, esta escenificación teatral se ha hecho más que evidente en las ruedas de prensa posteriores a la reunión, en la que cada uno de ellos ha defendido su postura: Sánchez se pliega, Torra se envalentona.

 Así, el presidente del Gobierno ha comparecido asegurando que ha supuesto un "profundo honor" ser recibido por "el presidente señor Joaquim Torra", e insiste en que ha acudido "a esta cita como presidente del gobierno de España y nos vamos a esforzar a actuar en nombre de todos los españoles. Procuraremos tener el bien común como guía, todos debemos salir beneficiados del diálogo y el acuerdo".

De hecho, siguiendo en la misma línea a asegurado que "el Gobierno de España comienza hoy el diálogo para el reencuentro. Es un día muy importante para nuestro país. Proponemos recomenzar. Retomar la senda de la política y dejar atrás la judicialización del conflicto. El diálogo es necesario y supone el reconocimiento del otro. Para ello, la ley es la condición".

Sánchez se pliega ante el independentismo

Además, en la línea marcada por sus socios de ERC, Sánchez ha asegurado que es "un firme defensor del autogobierno en Cataluña" y ha asegurado que estará presente en la primera reunión de la llamada mesa de diálogo, prevista para este mismo mes de febrero. A lo que ha añadido que le gustaría que Cataluña estuviera representada en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, previsto para mañana, por lo que ha pedido al presidente Quim Torra y al vicepresidente Pere Aragonés que reconsideren su posición.

Sin embargo, frente a esta línea de diálogo seguida por Sánchez y dirigida desde Lledoners por Oriol Junqueras, Torra ha vuelto a su tono exaltado asegurando que "no hay que perder tiempo ni hacer perder el tiempo a nadie. Si hacemos una negociación es para abordar los temas de fondo".

"No estamos para generar falsas expectativas, queremos soluciones"

Y es que, Torra ha vuelto a poner encima de la mesa sus pretensiones, emplazando a Sánchez a resolver "la prisión" y "el exilio", ya que considera que sin esto es imposible resolver el conflicto entre Cataluña y España, por lo que ha insistido que "no estamos aquí para generar falsas promesas o falsas expectativas, queremos soluciones".

Por lo que la reunión y su posterior rueda de prensa no ha sido más que una escenificación en el que cada uno de los actores han mantenido la misma postura que cuando empezaron: Torra con sus exigencias separatistas y Sánchez con su discurso del diálogo que sigue al dictado las líneas marcadas por ERC.

Comenta esta noticia
Update CMP