24 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rajoy descoloca a Pablo Motos en "El Hormiguero" con tres espontáneos chistes

Ni bailar, ni cantar, ni tocar la guitarra... El líder del PP respondió a la expectación que se había creado a su alrededor sorprendiendo en directo al presentador con su faceta desconocida.

Era el único de los cuatro candidatos de los principales partidos a las generales del domingo que todavía no había acudido a divertirse a El Hormiguero de Pablo Motos. Ni en esta, ni en la anterior campaña electoral. De ahí la expectación. Y Mariano Rajoy no sólo respondió con creces al morbo sino que volvió a hacerlo. Lo mismo que ya hizo en casa de Bertín Osborne en La Uno. Mostró su faceta más campechana y desenfadada y logró sorprender al mismísimo Motos, que en más de una ocasión se sorprendió riendo ante alguna inesperada salida del líder del PP.

Sin corbata, pero con traje, la cosa comenzó distendida, para calentar y el presentador le preguntó bromeando si había bailado en privado el nuevo himno merengue del PP y Rajoy aprovechó para "saldar cuentas": “Se lo he dejado a Moragas que fue quien se lo inventó”. Todavía tuvo que escuchar la opinión de varios ciudadanos dominicanos sobre el particular merengue que no se anduvieron por las ramas: "Es una mierda, con todo el respeto para el partido, y para el productor que lo ha hecho, pero es una mierda". Y Rajoy apenas si podía aguantar la risa.

El presidente en funciones reconoció que cuando sueñas o piensas en ser presidente es mejor que cuando lo vives y que ha tenido que tomar muchas decisiones muy duras en soledad. Algo que no le impidió bromear con Motos: "Cuando te sientas solo, llámame a mí".

No podía faltar el "tema del día", el de las escuchas al ministro Jorge Fernández Díaz: "¿Cómo es posible que haya un micrófono en el despacho de Interior del ministro de Interior? No tengo ninguna respuesta pero me gustaría tenerla pronto".

 

Tras asegurar que "no estábamos en ninguna conspiración contra partidos independentistas. Eso es falso" y confirmar que el ministro de Interior no va a dimitir Rajoy dejó caer que "como estamos en campaña electoral se van dando píldoras para que dure más. Esto me conviene porque estamos en campaña y esto me puede beneficiar, pero no se puede acusar a la gente así sin pruebas". 

Superado el momento más incómodo de su entrevista, Rajoy dijo tener la intuición de que no habrá terceras elecciones y, tras aventurar que "al final se impondrá el sentido común: una gran coalición presidida por el más votado", arrancó la carcajada de Motos con otra broma. "Yo lo pongo fácil. Estoy dispuesto a hablar con Pedro Sánchez y no voy a pedir la dimisión de Rivera, creo que con eso facilito bastante las cosas", dijo con sonrisa malévola entre las risas del público.

Y es que Rajoy mostró su cara más socarrona y logró arrancar las risas del público en más de una ocasión con algunos chistes políticos. Como cuando aseguró que "el Sr. Iglesias ha mostrado que evoluciona con rapidez: al principio era de extrema izquierda...y ahora es socialdemócrata y Sánchez se enfadó... yo mientras no diga que es demócrata cristiano estoy tranquilo!!!!". 

También entre bromas y veras quiso "reñir" a Motos cuando le preguntó por su negativa hacia el Rey: “Todo tiene que seguir su orden: primero hablan los españoles, después el Rey y por último hablamos nosotros". "Parece que me está riñendo", le dijo el presentador, "No, no, sólo he dado mi opinión, pero si hace falta te riño". 

El momento sensible se produjo con un "tema desagradable": la corrupción. "¿Cuál ha sido el caso más doloroso para ti?", le preguntó el presentador, y Rajoy se puso serio: "Todos son igual de dolorosos, gente a la que conoces desde hace muchos años, está en las reuniones del partido, es muy desagradable. A mi me ha hecho mucho daño, me ha dolido mucho y haré lo posible que para nadie tenga que hacerme nunca una pregunta como la que me acabas de hacer ahora mismo tú". 

Mucho más divertida fue salida cuando Pablo Motos le puso contra las cuerdas: "Eres un gran orador, estás ahí en la tribuna y de repente... la cagas y empiezas con lo del alcalde y los vecinos... ¿te molesta que se rían de esto, porque yo he hecho muchas bromas al respecto?". El líder popular encajó el golpe con humor: " Te lo iba a decir... pues mira no sé por qué dije eso.. no sé ni cómo era la segunda parte. Lo que está claro es que el alcalde no elige a los vecinos", bromeó. 

Y siguió encandilando a los espectadores riéndose de sí mismo cuando le preguntaron "qué daría por tomarse una cerveza tranquilamente sin que nadie te dijera nada": "Pues lo mismo que darías tu, seguramente, con la diferencia de que a ti te reconocen y te paran para decirte cosas buenas y amables y conmigo hay división de opiniones". Una vez más, Rajoy volvió a descolocar a Motos. 

La rueda de prensa ibérica de Trancas y Barrancas

 

No podía faltar la rueda de prensa ibérica de las hormigas Trancas y Barrancas, que descubrieron que el teléfono rojo de La Moncloa es negro y que Rajoy no lo ha usado nunca, "porque son tantos los requisitos que me da pereza. Mira, si me escuchan que me escuchen".

Las hormigas pusieron a prueba sus fobias: "Si le dijeran que si sube a un helicóptero obtendría mayoría absoluta ¿lo haría?". "No, de ninguna de las maneras", aseguró tajante Rajoy antes de volver a arrancar las sonrisas del respetable: "Hay una cosa que nadie puede demostrar que no sea cierta. Se puede vivir sin montar en helicóptero".

 

Ni bailar, ni cantar, ni tocar la guitarra... Como a El Hormiguero hay que ir a hacer algo diferente en el plató, a Rajoy le pusieron una cinta de andar para seguir la entrevista mientras Motos (con la lengua fuera) le puso a prueba con los pueblos de España. Y superó la prueba, con nota. Parece que al presidente del Gobierno en funciones no se le dan mal los experimentos televisivos. 

 

Comenta esta noticia
Update CMP