14 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Destapan los insultos y el acoso del independentismo a la fiscal de Barcelona

Artur Mas, Irene Rigau y Joana Ortega en el momento de acceder al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Artur Mas, Irene Rigau y Joana Ortega en el momento de acceder al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

La Fiscalía General del Estado ha dejado que transcurriera el juicio contra el expresidente de la Generalitat, Artur Mas, y sólo cuando el juez Jesús María Barrientos ha dictado el visto para sentencia ha decidido salir a la palestra para denunciar el acoso y los insultos a los que han sido sometidos los fiscales del juicio por la consulta ilegal del 9N.

Así, la institución que dirige el fiscal general José Manuel Maza ha expresado este lunes su solidaridad y respaldo a los fiscales de Cataluña y en especial a la fiscal jefe de Barcelona, Ana Magaldi, ante "el acoso y los insultos de un grupo de radicales" concentrados a las puertas del Palau de Justicia tras una sesión del juicio del 9N.

En un comunicado difundido este lunes, la Fiscalía General ha mostrado su "profunda preocupación por los intentos de presionar a la Justicia en su tarea de hacer prevalecer el imperio de la ley".

Los fiscales reafirman su compromiso con el cumplimiento de la legalidad "frente a los que siguiendo la irracional aventura de la falta de respeto al Estado de Derecho intentan imponerse, mediante la violencia y el insulto, a quienes ponen su dedicación al servicio de la libertad de todos los ciudadanos, que solo es posible desde el respeto a la vigencia del ordenamiento jurídico".

El juicio contra Artur Mas y las exconsejeras Joana Ortega e Irene Rigau por organizar la consulta sobre la independencia del 9 de noviembre de 2014 se celebró la semana pasada en cinco sesiones, de lunes a viernes, ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

El lunes, convocados por las entidades independentistas, se concentraron ante los juzgados miles de personas en apoyo de los acusados pero, durante el resto de la sesiones, se congregaron aproximadamente entre una y dos decenas de ciudadanos, según el día.

Según la Fiscalía, fue tras la sesión del jueves cuando se produjeron estos supuestos incidentes contra Magaldi, quien asistió como público a todo el juicio para apoyar al fiscal que se encargó tanto de la investigación como de la vista oral del caso, Emilio Sánchez Ulled.

Comenta esta noticia