Puig sentencia el Hospital de Torrevieja, el que menos lista de espera tiene

Trabajadores del Hospital de Torrevieja dan la espalda a Barceló

Trabajadores del Hospital de Torrevieja dan la espalda a Barceló

El Ejecutivo valenciano anuncia la reversión pese a su buen funcionamiento con críticas de los trabajadores y de la oposición por ser “un criterio político y no sanitario”.

La amenaza sobre la reversión del Hospital Universitario de Torrevieja que lleva planeando tiempo por fin se ha hecho oficial por parte del Consell que preside el socialista Ximo Puig. La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha sido la que ha anunciado que no prorrogará la concesión a Ribera Salud, que finaliza justo en un año, por lo que el hospital será gestionado íntegramente por la conselleria. 

La decisión del Botànic (PSOE,  Compromís y Poodemos) se produce pese a las buenas cifras del hospital en materias como las listas de espera -es de los que menos tiene en toda la Comunitat-, índices de calidad, satisfacción de los pacientes del  área de salud, y pese a la oposición de los trabajadores, que hoy han vuelto a demostrar su descontento al ir una treintena a la rueda de prensa de Barceló y darle la espalda durante su alocución. 

Barceló ha explicado que el Gobierno valenciano comunicará este miércoles a la empresa concesionaria, Ribera Salud, "la intención de no prorrogar el contrato de gestión así como las normas para la recepción de todos los elementos materiales, inmateriales y de personal afectado por el contrato en las condiciones que marca el acuerdo de gestión de servicios públicos por concesión". 

Según ha explicado la consellera, "la medida se toma en base a uno de los pilares básicos que rige la actuación de este Gobierno y que no es otro que reforzar la sanidad pública, mejorar su calidad, eficiencia y universalidad". En esta línea, asegura que el proceso se desarrollará "con la máxima seguridad jurídica y garantizando por parte de la concesión la mejor calidad asistencial y las condiciones del personal laboral afectado". 

Desde la oposición también se ha cogido con indignación el anuncio, así la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, se ha preguntado si es "otra chapuza" como la reversión del Hospital de La Ribera y si "es por criterio sanitario o políticos". La síndica popular ha calificado de ha calificado de "propaganda, propaganda y más propaganda" la rueda de prensa de Barceló.

Asimismo, Bonig ha pedido a Ximo Puigseguridad laboral para los trabajadores del Hospital de Torrevieja y que no se repita la chapuza que hizo con el Hospital de Alzira donde se han disparado las listas de espera y se han eliminado servicios. Que no mienta al Comité de Empresa”.

El portavoz de Ciudadanos, Toni Cantó, por su parte, ha asegurado que “la reversión del Hospital de Torrevieja es un error que costará muy caro. Su gestión es un 30% más barata, hay menos lista de espera y mejor valoración de los pacientes. El tripartito impone su ideología por encima de las necesidades de los valencianos”.

 

Comenta esta noticia
Update CMP