21 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una víctima hiela al PSOE por la chulería del socio "ensangrentado" de Sánchez

El brindis entre Mendia y Otegi, la foto que ha humillado a las víctimas de ETA. (Foto Diario Vasco)

El brindis entre Mendia y Otegi, la foto que ha humillado a las víctimas de ETA. (Foto Diario Vasco)

Ana Velasco Vidal-Abarca, hija de la expresidenta de la AVT y referente contra ETA, vaticina el escenario de la traición: "Asesinos rehabilitados" y sus víctimas "arrumbadas en el olvido".

Cada vez lo tienen más claro. Las víctimas del terrorismo se temen lo peor, vista la extrema debilidad del gobierno de Pedro Sánchez, su disposición a seguir en La Moncloa cueste lo que cueste y dependiente de unos socios minoritarios con unas exigencias bien claras.

La manifestación de este pasado sábado en favor de la excarcelación de los presos etarras -en las que caminaron juntos Arnaldo Otegi y Joan Tardá (ERC)-, la polémica fotografía de la líder del PSOE vasco, Idoia Mendía, brindando con el propio Otegi; o el progresivo y continuado acercamiento de los reclusos terroristas a cárceles vascas ha desatado la indignación de las víctimas.

Y por su carácter de referente del colectivo y por su condición de hija de la expresidenta de la AVT, especial significado tiene que Ana Velasco Vidal-Abarca haya roto su silencio para alzar la voz contra la creciente impunidad del brazo político de los terroristas convertido en socio parlamentario de Pedro Sánchez.

En un artículo en el diario El Correo, Velasco Vidal-Abarca pone voz al hartazgo de la mayoría de las víctimas. "'Ahora los presos', dicen en sus pancartas. Cada vez se sienten más seguros de que van a lograr su propósito de que los asesinos de ETA sean rehabilitados y las víctimas arrumbadas en el olvido", se lamenta la hija de Jesús Velasco, jefe de los Miñones de Álava asesinado por un comando etarra en 1980.

"En la manifestación exigiendo la libertad de los terroristas estaba el individuo -en referencia a Otegi- que brindó en Navidad con la secretaria general del PSE", recuerda Ana Velasco Vidal-Abarca.

"Ese sí -remacha- que no sabe lo que es tener entre las manos un ser querido ensangrentado. Pero  sabe muy bien cómo ensangrentar a ese ser querido y se esfuerza infinitamente por ayudar a los que lo ensangrentaron".

Y concluye Velasco Vidal-Abarca elogiando a aquellos que "no quieren formar parte de esa legitimación vergonzante del terror que se está cocinando a fuego lento". Todo un mensaje que retumba en todas las sedes del PSOE y en el Palacio de La Moncloa.

Comenta esta noticia
Update CMP