Soros: sorber y soplar

La contradicción viene precisamente por esas dos vertientes de su actividad: especulación y filantropía.

O sacar hacia adentro o meter hacia fuera, como me dice un amigo. Eso hace George Soros, el multimillonario, de los primeros de la lista Forbes, de nacionalidad USA, nacido en Hungría. Siempre me ha sorprendido su capacidad para la contradicción personal hasta parecerme mágica.

Me explico. Soros representa al capitalismo más descarado e insolidario. No fabrica nada, no produce nada, no presta ningún servicio, ni siquiera compra ni vende productos de tipo alguno, ni patatas ni camisas ni apartamentos. Sólo negocia con papel, con acciones y demás productos financieros. Especulación pura y dura.

Supongo que de modo legítimo, pese a que sus compañías están domiciliadas en paraísos fiscales. Es el precursor de los "hedge funds", los llamados fondos de cobertura, el concepto del capital riesgo, etc. Comprar a la baja para vender al alza. Sin duda inteligente y muy poco escrupuloso personaje.

A la vez, es el fundador y dueño absoluto de la más importante ONG del mundo: "Open Society Foundations", con la que ha conseguido la consideración de ser el más destacado filántropo de la humanidad. Y la veneración de grandes ideologías políticas, sobre todo desde la izquierda, aunque no sólo.

Desde esta organización y su amplísima red, financia más de 500 ONGs por todo el mundo, pretende, dice, el objetivo de apoyar la democracia, la libertad y los derechos humanos, e influye así en las políticas de los países que le interesan. Los ejemplos son muy numerosos y sobre muchas cuestiones: revoluciones de colores, primaveras árabes, insurrecciones como Cataluña, inmigración ilegal, apoyo a la ideología de género, LGTBI, aborto, eutanasia...

La contradicción viene precisamente por esas dos vertientes de su actividad: especulación y filantropía. Tan contradictorio como el apoyo incondicional de muchos gobernantes por todo el mundo, que desde planteamientos de izquierda, incluso radical y violenta, adoran a este financiero, representante del más puro y duro capitalismo.

La gran pregunta es porqué hace esto el señor Soros. Mi respuesta es doble: por dinero y por poder. Ha dicho en diversas ocasiones que aspira a un gobierno global, mundial, dirigido por los mejores, naturalmente sin pasar por las urnas. Continuaré.

*Abogado y ex presidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, ex senador por Valencia, ex presidente del Partido Popular CV y ex presidente de CEV y AVE.

Comenta esta noticia
Update CMP