20 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sanidad da un aprobado general a las comunidades para enmascarar sus pactos

Los ministros Montero e Illa durante la rueda de prensa.

Los ministros Montero e Illa durante la rueda de prensa.

La mitad de la población entra el lunes en fase 3 y ahí los presidentes regionales podrán decidir, incluso, si en sus territorios decae el estado de alarma antes del 21 de junio.

A partir de este lunes uno de cada dos españoles estarán en la ansiada fase 3, salvo los que viven en la Comunidad de Madrid, Castilla y León, la Comunidad Valenciana, Barcelona y su área metropolitana, Lérida, Gerona, Ciudad Real, Albacete, Toledo y Ceuta. 

El Ministerio de Sanidad ha decidido dar un aprobado general a todas las comunidades y permitir todos los cambios de fase solicitados. Incluidos los de Málaga y Granada a fase 3, pese a que únicamente llevan unos días en fase 2. Cabe recordar que, teóricamente, al principio el Gobierno tenía establecida una permanencia mínima de dos semanas en cada fase. 

Sin embargo, los pactos a los que Pedro Sánchez ha llegado con ERC y el PNV para aprobar la sexta y última prórroga con gobernanza plena han terminado de desmadrar la situación. 

El mapa con los cambios de fase.

 

Ahora las comunidades en fase 3 tienen potestad plena para decidir si permiten la movilidad entre sus provincias y lo que es más: para decidir en qué momento pasan de la fase 3 a la nueva normalidad. E incluso si levantan el estado de alarma en sus territorios antes del 21 de junio, que es la fecha en la que concluye la vigencia de la sexta prórroga.

"Es una decisión que tienen que tomar ellos", señaló Salvador Illa durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en alusión a los presidentes regionales. Para moverse entre provincias que pertenezcan a distintas comunidades, el ministro de Sanidad aclaró que se podrá una vez alcanzada la nueva normalidad tanto en la de origen como en la de destino. 

Ahora pues, la pelota está en el tejado de las comunidades, con las que Illa tiene previsto reunirse este viernes por la tarde de forma telemática para abordar las dudas y también el real decreto ley que el Gobierno aprobará el próximo martes orientado a esa nueva normalidad una vez decaiga el estado de alarma.

Surgen ahora muchas dudas sobre cómo se evitará durante estas semanas la movilidad entre provincias a las que no le esté permitida una mayor relajación. De hecho en la rueda de prensa el ministro de Sanidad fue preguntado por el aumento del tráfico entre la Comunidad de Madrid y Galicia registrado en fechas reciente -en torno al 25%-, sobre todo a sitios costeros. 

"No conocía esa cifra", reconoció el ministro de Sanidad, pese a tratarse de datos extraídos del Ministerio de Transporte. Ése será el gran reto a partir de ahora. 

"No es un punto final sino un punto y seguido", advirtió el titular de Sanidad, que según destacó ha venido trabajando con los responsables autonómicos en fechas recientes antes de soltarles la mano y dejar que tomen sus decisiones. Trabajo orientado a reforzar la prevención para evitar brotes y a actuar de forma rápida en el caso de producirse.

Tanto Illa como la ministra portavoz, María Jesús Montero, se felicitaron de lo eficaz que, según ellos, ha sido el estado de alarma. Que lleva 82 días en vigor en España.

Comenta esta noticia