22 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El gobierno debe dar la cara por Iberia ante Europa

Representantes de Fomento se reunirán esta semana con IAG y con la Comisión Europea para solucionar la situación de la aerolínea si finalmente se produce un Brexit sin acuerdo.

El Brexit se ha convertido en una de las mayores preocupaciones para el sector aéreo. El objetivo es blindar la conectividad aérea en caso de que la ruptura se ejecute sin solucionar qué ocurre con las licencias para compañías en manos de accionistas ajenos a la UE. Y no son las rutas con el país británico las amenazadas, sino los vuelos realizados dentro de la UE, porque las compañías que no demuestren que son propiedad mayoritaria de empresas comunitarias no podrán operar en el cielo único europeo, que permite competir libremente a todas las compañías en todos los países.

Bruselas ya ha avisado de que la estructura de propiedad del holding IAG, que engloba a British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus, no cumple los criterios, ya que más del 50% del capital del grupo está en manos de accionistas ajenos a la UE, lo que supone que no se cumplirían las reglas europeas de propiedad y control en el ámbito aéreo.

IAG se esfuerza en que prevalezca la pertenencia a Europa de cada una de las aerolíneas que la integran. Así, recalca que Iberia es una aerolínea española que cumple con los criterios europeos. El Gobierno español trabaja con Irlanda, en la misma situación con Aer Lingus, para proteger a Iberia y a Vueling.

La aerolínea española se enfrenta así a un posible escenario en el que debe tomar las medidas necesarias para cumplir la normativa europea. La competencia para decidir si una compañía cumple o no con las condiciones legales europeas corresponde a cada país, en este caso al Gobierno español, pero fuentes de la Comisión han advertido que no están de acuerdo con la estrategia que ha propuesto inicialmente Iberia y exigen «cambios legales» en su estructura de propiedad.

IAG asegura que, si bien posee el 90% los derechos económicos sobre Iberia, no ocurre lo mismo con los derechos de voto. El 50,01% de estos últimos, según el holding, se encuentran en manos de Garanair, sociedad controlada al cien por cien por El Corte Inglés. Por tanto, Iberia estaría controlada en realidad por una compañía española, lo que acreditaría su nacionalidad comunitaria.

Las dudas que existen en torno a la posibilidad de que IAG no pueda operar como lo viene haciendo hasta ahora de alcanzarse un Brexit sin acuerdo es una de las principales razones que ha presionado a la baja al holding desde que arrancó el año. Es, junto con Bankinter, el único valor del Ibex que cotiza en rojo en lo que llevamos de 2019.

Comenta esta noticia
Update CMP