Compromís va a la 'guerra de guerrillas' con Toni Cantó

A Toni Cantó le sigue haciendo la campaña Compromís. Pero esta vez de una forma inédita, entrando al cuerpo, que veremos cómo acaba.

La última iniciativa del candidato de Ciudadanos, la de plantar un 'barracón' escolar -efímero- en pleno centro de Valencia con el rótulo “Aquí estudian nuestros hijos”, ha sido contestada por Compromís colocándole un cartel encima con el título “No al barracón de las mentiras”. Como el barracón -que ya ha sido retirado- va a ser trasladado a otros lugares de la Comunidad, vamos a ver si la respuesta de Compromís es la misma.

En lo que llevamos de campaña la candidata del PP, Isabel Bonig, se está centrando en la búsqueda del cuerpo a cuerpo con el presidente Ximo Puig, sin que éste ya aceptado, por ejemplo, el 'cara a cara' que sí le concedieron a él hace cuatro años. Toni Cantó, en cambio, dispara desde el primer momento contra todo. Pero en especial contra Compromís.

Y sorprendentemente, los de Mónica Oltra le entran a todos los trapos. Hace apenas unos días se mostraban muy molestos porque Cantó jugaba con sus apellidos y los transformaba en nombres de insectos.

Ahora el rejón del candidato de Ciudadanos a la niña mimada del Compromís Botánico, la Educación del conseller Vicent Marzà, ha conseguido por respuesta un salto cualitativo en las batallas electorales: el de colocar propaganda electoral encima de la del adversario. Es verdad que carteles sobre carteles ha habido siempre. Pero desde que el marketing electoral evolucionó apoyado en nuevas formas de dar a conocer las ideas de campaña no se había visto nada igual por aquí.

Cantó -muy aficionado últimamente a las Fallas tras sus ninots-insectos- plantó el 'barracón' para denunciar que 13.328 niños estudian en este tipo de infraestructuras precarias en la Comunidad Valenciana. Con él acusa al PP, que “los creó”, y al “tripartito nacionalista” por mantenerlos.

¿Y cómo ha contestado Compromís? Pues poniendo un cartel encima del barracón desmintiendo a Cantó y argumentando que en barracones sólo queda la mitad de los niños con los que se encontraron allí al llegar ellos a la Generalitat. “La derecha los pone y Compromís los quitamos (sic)”. Y ya de paso etiqueta #CiudadanosFakeNews.


En ingeniosa expresión de Enric Nomdedéu, de Compromís, “los bichos plantamos cara”.

Es verdad, pero también era previsible que Cantó no se quedara con los brazos cruzados. Así que, de momento en redes, ha respondido que “desde Compromís presumen de vandalizar un acto de campaña de Ciudadanos”. Con un rejón final que pone justo las cosas donde seguramente las quería Cantó: “ahora también exportan a la Comunidad Valenciana las tácticas del separatismo catalán”.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP