03 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez ignora la cifra real de muertos y presume de pacto con Podemos

Pedro Sánchez en La Sexta

Pedro Sánchez en La Sexta

El presidente del Gobierno ha calificado a la formación morada de ser un "socio leal" para después volver a atacar al PP asegurando que junto a Vox ha pretendido derrocar al Gobierno.

"El Gobierno es transparente". Así, ha intentado zanjar el presidente del Gobierno las discrepancias entre la cifra real de muertos por el coronavirus y las estadísticas ofrecidas por el Ministerio de Sanidad, escudándose en que siguen el criterio marcado por las organizaciones internacionales. "No hemos escondido ningún dato", ha señalado Pedro Sánchez en la entrevista concedida a Antonio Ferreras en La Sexta.

Y es que, según Sánchez, el Gobierno siempre ha sido "honesto", a pesar de las estadísticas del informe MoMo que apuntan la existencia de más de 43.000 muertos por la pandemia,  señalando además que "el PP y la ultraderecha han querido derrocar al Gobierno jugando con el estado de alarma", usando la cifra de fallecidos, para además "ir a Bruselas y presentar un informe donde dudan de la calidad democrática de este país". "La oposición ve conspiraciones por todas partes", ha dicho, "y se lo tiene que hacer ver".

 Además, Sánchez, que no ha querido pronunciarse sobre el 'caso Dina' y las implicaciones del vicepresidente Pablo Iglesias en la destrucción de la tarjeta del móvil de su exasesora, sí ha sacado pecho por la buena salud de la que a su juicio goza la coalición. "En estos meses tan duros, con una estrategia de acoso y derribo de la derecha y la ultraderecha, el Gobierno ha salido soldado y está más fuerte que nunca".

Incluso cuando Ferreras ha hecho referencia a la frase pronunciada en campaña por el propio Sánchez cuando indicó que con Podemos en el Gobierno no podría dormir, el presidente ha cerrado filas y ha asegurado que "Podemos es un socio leal".

Por otra parte, el presidente ha reconocido que "con lo que sabemos hoy teníamos que haber declarado mucho antes el estado de alarma", aunque se ha preguntado si con los datos que había en febrero, los partidos políticos españoles habrían apoyado el decreto del estado de alarma.

Junto a ello, ha desvelado que a mediados de enero, tan solo días después de que se sellase el pacto de investidura "nos pusimos a hablar de la evolución de la epidemia", por lo que ha reiterado que "actuamos en tiempo e incluso antes que otros países".

Más críticas al Gobierno de Rajoy

Por ello, ha cuestionado las palabras de la vicepresidenta del Congreso Ana Pastor, que ha señalado que "la crisis que se provocó por la tardanza a la hora de tomar medidas, colapsó el sistema sanitario", atacando directamente al Gobierno de Rajoy al que ha acusado de "debilitar" el sistema sanitario con los recortes".

Además, ha aprovechado para descargar la responsabilidad en las comunidades autónomas, insistiendo en que son las competentes para la materia sanitaria y para las residencias, asegurando además que "nosotros a lo largo de estas semanas no hemos lanzado ni una crítica ni un reproche, porque buscamos la unidad".

También el presidente del Gobierno ha hecho referencia a los rebrotes que están apareciendo en diversos puntos del país, ya que "tenemos que aprender a vivir con el virus hasta que no haya vacuna", indicando, de nuevo,  que "las comunidades tienen potestad suficiente para detectar y aislar y confinar", ademas de destacar la necesidad de "hacer PCR a los ciudadanos", pese a las reticencias mostradas por el Gobierno a realizar los test de forma masiva.

El Gobierno ya prepara una subida de impuestos

Por otra parte, ya ha reconocido que ultima una subida de impuestos ya que "la reforma fiscal es inevitable", apostando por subir las tributaciones de las grandes corporaciones y por "intensificar" los impuestos ecológicos, aunque ha tachado de "fetiche" el impuesto a las grandes fortunas apoyado por Podemos.

Además, ha reconocido que se llevará a cabo una subida del IRPF, aunque ha matizado que será en "los tramos más altos", aunque cuando le han cuestionado por la subida a las clases medias se ha limitado a decir que el Gobierno lo que pretende es que "nadie se quede atrás".

Por su parte, ha avanzado que pretende que los nuevos Presupuestos Generales del Estado están listos antes de final de año y sigue jugando a todas las barajas posibles, argumentando que pretende alejarse de "la geometría variable" para llegar a una "geometría absoluta", elogiando además a Ciudadanos, del que ha dicho que "esta teniendo la inteligencia de ocupar el espacio que ha dejado huérfano el PP por su querencia ha apoyar a la ultraderecha".

Comenta esta noticia