29 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Herrera suelta la verdad a la cara de Iglesias y deja tiritando a sus votantes

Carlos Herrera.

Carlos Herrera.

No se habla de otra cosa que de la tomadura de pelo de Sánchez al líder de Podemos con las cuatro vicepresidencias pero el periodista aconseja prudencia y no anunciar apocalipsis cada día.

Es un tema recurrente este viernes en las columnas de opinión de los diarios la tomadura de pelo de Pedro Sánchez a Pablo Iglesias con las cuatro vicepresidencias y también sucumbe a sus encantos Carlos Herrera en su columna de ABC, en la que asegura que "de momento ha querido descafeinar a Iglesias haciendo cuarta vicepresidenta a una responsable política como Teresa Ribera, la simple que propone como avance ecológico prohibir la caza y los toros".

Avisa el periodista al líder de Podemos con lo que le espera a partir de ahora: "Ahí tienes, Pablo, el primero de los cariños que te esperan de ese al que tantas veces has abrazado en las últimas semanas" porque "la política del mayor embustero de la historia política de España es así: hoy te vilipendio, mañana te necesito y te alabo, al día siguiente te ignoro. Y esto solo ha hecho que empezar".

No obstante, advierte que la prudencia invita a que esperemos al BOE porque los vaivenes declarativos son una cosa y los decretos son otra. No se puede olvidar, recuerda, que Sánchez ha pasado de decir que Torra es Le Pen a reunirse con él, de ahí a no cogerle el teléfono cuando aún no tenía cargos en su contra y, finalmente, a mantener una conversación "llena de cordialidad" una vez ha sido inhabilitado.

Vamos, que todo es muy "volátil, muy líquido, muy cambiante, y más estando de por medio un sujeto sin escrúpulos como Míster Tetuán".

En cualquier caso, aboga por no anunciar todos los días el apocalipsis y elevar la voz cuando las cosas lleguen al Boletín: "El día que este Gobierno apalee fiscalmente a unos y otros, ahogue a las empresas mediante normas estrangulantes y se dedique a la ingeniería social de carácter sectario, entonces será el momento de poner el grito en el cielo".

Porque aunque las expectativas no son precisamente halagüeñas, recuerda Herrera que "no pocos casos ha habido en los que la realidad ha doblado el pulso incluso a los más hiperventilados. Quiero decir que esto es como acaba y no como empieza. Sánchez, un curioso caso de muñeco de goma elástica, se adaptará a los escenarios que le convengan y engañará a todos los que pueda, y si lo que le conviene es mantener la reforma laboral de Rajoy, las mantendrá pese a todo lo que haya anunciado o negociado con ese socio suyo al que le acaba de colar una vicepresidenta por la gatera".

En conclusión, remata Herrera, "el mundo está lleno de hombres y mujeres del tiempo político que han anunciado lluvias de azufre que al final no han llegado. Conviene tener a mano el paraguas pero no desplegarlo hasta la primeras gotas".

Comenta esta noticia