30 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Marlaska despista a todos anunciando que el confinamiento se suavizará en breve

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska durante su vista al Ifema

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska durante su vista al Ifema

El ministro del Interior se ha aventurado a dar una fecha para relajar las medidas a pesar de que los datos sobre el impacto de pandemia siguen creciendo y desde Sanidad se pide prudencia.



Han sido una palabras de lo más sorprendentes. Cuando toda España vive inmersa en la incertidumbre generada por la crisis sanitaria del coronavirus, el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, se ha desmarcado vaticinando una relajación del estado de alarma para el próximo día 12 de abril.

Así, en el programa Espejo Público, el titular de Interior ha dicho que "esperemos, que para el 11 o 12 de abril podamos ya alzar algunas de las medidas, lo que se llama el decalaje; alzar las medidas cuando proceda, y siempre mirando a la salud pública, también va a ser un momento muy sensible para los ciudadanos y que tendremos que ir estudiando y transitando adecuadamente".

 Aún así, Grande-Marlaska ha asegurado que es "prematuro" decir todavía si habrá que alargar o no la cuarentena ligada al estado de alarma, pero a continuación se ha remitido al escenario que barajan las autoridades médicas y científicas que asesoran al Gobierno.

Además, el ministro ha señalado que será a partir de este fin de semana o a primeros de la semana próxima cuando se podrán empezar a "sacar conclusiones" del resultado que han dado las medidas "drásticas" que ha tomado el Gobierno al decretar el estado de alarma.

"Llega lo más difícil de la crisis"

Sin embargo, Marlaska cree que en los próximos días llega "lo más difícil de la crisis", por lo que es cada día más necesario "un plus de responsabilidad, energía y fuerza del conjunto de la ciudadanía", recordando que España en su historia reciente ha pasado por momentos complicados, de ahí su "optimismo" teniendo en cuenta la "capacidad de resistencia física y psicológica" de los ciudadanos.

Por otra parte, el ministro se ha remitido a la Fiscalía para que sea el Ministerio Público quien estudie, al margen de las posibles sanciones administrativas, las responsabilidades penales de los tres ciudadanos, dos en un hospital de Leganés (Madrid) y uno más en Benidorm (Alicante), que abandonaron los centros médicos sin alta médica pese a estar contagiados por el virus. "Haremos lo posible para que la responsabilidad sea la máxima por una conducta insolidaria con riesgo manifiesto hacia terceros", ha señalado Marlaska.

Comenta esta noticia
Update CMP