01 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Adara agota el chicle que estirar y se ve obligada a volver a la cruda realidad

Adara Molinero en el aeropuerto camino a Palma de Mallorca.

Adara Molinero en el aeropuerto camino a Palma de Mallorca.

Ha ido encadenando una cosa con la otra y la otra con la una durante meses y meses pero finalmente llegó la hora de la verdad y a la ganadora de GH VIP 7 no le quedó más remedio que hacerlo.

El momento más temido para Adara Molinero ha llegado. Supervivientes ha terminado y con ello la aventura de su ex pareja, Hugo Sierra, en Honduras, y la de la propia Adara en Madrid en los platós de los programas relacionados con el reality de aventuras de Telecinco. Mientras el padre de su hijo permanecía en el reality, la joven se instaló en la capital, donde vivió en los últimos meses con el pequeño Martín, hijo de ambos.

Sin embargo, la vuelta a la realidad de Hugo conlleva también la de la propia Adara, puesto que el domicilio del hijo que tienen en común, de un año de edad, está establecido en Palma de Mallorca. A pesar de que la polémica concursante de realitys ha expresado en más de una ocasión su deseo de mudarse a Madrid, parece que de momento tendrá que esperar y llegar a un acuerdo con el padre de su hijo.

Este mismo martes se pudo ver a Adara en el aeropuerto de Barajas antes de poner rumbo a Mallorca con su hijo. La ex azafata de vuelo lució un look de lo más comodo con sandalias planas y amplia camisola blanca que dejaba ver su magnífica figura.

Aunque no quiso hacer declaraciones, se la vio tranquila y ocultó una semisonrisa bajo la mascarilla sanitaria reglamentaria. Quien sabe si este regreso al que un día fue su hogar conyugal trae tambien ese acercamiento con Hugo Sierra con el que más de uno ha especulado en los últimos días.

Comenta esta noticia