17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

¡Receta!: Ajoblanco con espárragos y aceite de hierbabuena

Esta crema de almendras es una de las sopas frías más populares de nuestra querida Andalucía

Sus ingredientes básicos y sencillos; almendras, ajo, leche, pan, aceite y sal, nos ofrecen una textura y un sabor reconocible a todos los que amamos este clásico de la gastronomía del sur.

El gran secreto del ajoblanco es el equilibrio de sus sabores y conseguir que ninguno predomine más que otro. Para lograr que todos tengan la misma presencia en cada sorbo, debemos suavizar el ingrediente más poderoso: el ajo. Para ello es necesario pelar, retirar el nervio central y sumergirlo en agua caliente durante dos minutos, de esta manera pulimos sensiblemente su sabor y obtenemos una delicada esencia a ajo en el resultado final.

Muchos acompañan el ajo blanco de uvas o melón, pero hoy te invito a que pruebes con unas gotas de aceite de hierbabuena, unas puntas de espárragos verdes y unas laminadas almendras tostadas.

Dificulta: Baja

Tiempo de preparación: 10 minutos

 

Ingredientes para 4 personas

- 150 gramos de almendra cruda pelada

- 2 dientes de ajo

- 200 m de leche evaporada

- 200m de agua

- 70 gr de miga de pan candeal

- puntas de espárrago verde

- almendras laminadas para decorar

- aceite de oliva

- 2 cucharadas de vinagre de vino blanco

- hojas de hierbabuena

- pizca de pimenta

- sal

 

 

Elaboración 

 

1.Sumerge el pan en la leche evaporada hasta que ablande.

 

2- En un procesador de alimentos o batidora, tritura las almendras junto a los ajos, la sal y la pimienta hasta obtener una pasta homogénea. Agrega la miga de pan con la leche, el agua y sigue batiendo hasta obtener la consistencia deseada. Si te gusta el ajo blanco más líquido puedes añadir más agua y leche evaporada en las mismas proporciones.

 

3- Sin dejar de batir vierte el aceite lentamente para que emulsione con suavidad y por último el vinagre, Prueba y rectifica al gusto.

 

4- En una sartén pon una cucharada de aceite, una ramita de hierbabuena y los espárragos. Cocina durante unos minutos hasta que estén al dente.

 

5- Tuesta las almendras laminadas en la misma sartén para intensificar su sabor.

 

6- En un vaso batidor introduce una taza de hojas de hierbabuena previamente lavadas y secadas con 150 ml de aceite de oliva. Bate unos segundos hasta conseguir un estupendo aceite de hierbabuena.

 

7- Presenta tu ajo blanco en vasitos y decora con los espárragos, las almendras laminadas y unas gotas de aceite de hierbabuena.

 

Comenta esta noticia
Update CMP