30 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La verdadera historia de la salida de Alfonso Ussía de La Razón

Ussía y Marhuenda

Ussía y Marhuenda

El articulista se ofusca tras 15 años escribiendo libremente y no acepta la razonable propuesta que le hicieron, muy lejos de la censura o del despido. Y ahora pasará esto.



 

 

Tras muchos meses de tensiones, parece que Alfonso Ussía ha escrito sus últimas líneas para La Razón, el periódico en el que ha publicado sus ácidas columnas durante tres lustros pese a sus habituales quejas contra el grupo Planeta, propietario último de la cabecera, y sus críticas a iconos de la empresa como Julia Otero, emblema de Onda Cero.

El propio Ussía encendió el fuego este martes con un demoledor tuit en el que anunciaba su salida del diario dirigido por Francisco Marhuenda, a quien citaba con mucha intención en su mensaje de despedida:

 

 

A partir de ahí, la polémica se ha desatado, con mensajes de apoyo a Ussía y a su teoría de la censura, con la difusión del supuesto artículo vetado, muy crítico con la gestión de la pandemia por parte del Gobierno. Sin embargo, el propio autor no ha confirmado que el texto que corre como la pólvora por las redes sociales sea, efectivamente, el objeto de la controversia.

Entre los respaldos públicos expresados, figuran Cristina Cifuentes -ahora fichada por Mediaset, rival de Planeta-; Juan Carlos Girauta; Fernando Sánchez Dragó (que dice haber sufrido la misma suerte en El Mundo); el eurodiputado Hermann Tertsch; la televisiva Carmen Lomana o el periodista Tomás Guasch, que se ha ofrecido además a difundir el artículo en cuestión.

 

 

Sin embargo, en La Razón existe otra lectura de los hechos que, de momento, nadie ha querido hacer pública. Se cita la polémica convivencia con el también escritor, su confrontación habitual con los responsables de la redacción y de la casa y su negativa a aceptar la fórmula que le habían ofrecido y que no consistía en su salida y se recuerda la amplísima libertad que Ussia ha tenido siempre para escribir lo que quisiera en el tono que quisiera: la hemeroteca lo confirma, efectivamente. De censura, nada. Y de despido, tampoco.

La respuesta del periódico

Y esa alternativa es la que finalmente se va a aplicar en la contraportada de La Razón, con dos protagonistas. Uno será estable y fijo, por razones obvias: el propio director del periódico, Francisco Marhuenda, ocupará el espacio más noble de la página, en la parte superior. Algo tan indiscutible que a nadie debería molestar ni molesta en ninguna cabecera del mundo.

Y lo hará con un vecino, que según se dice hubiera podido ser el propio Ussía de no estallar la monumental bronca unilateral, al menos de manera provisional, a la espera de que se consolide o haya que bucear en otros candidatos.

Según le llega a El Topo, el elegido es Chapu Apaolaza, donostiarra, taurino y colaborador habitual de la casa en espacios como "La Brújula de Onda Cero, dirigido por Juan Ramón Lucas, donde ejerce como analista fijo el director de ESdiario, Antonio Martín Beaumont.  Ahí queda dicho y contado.

 

Comenta esta noticia
Update CMP