De Gibraltar español a Gibraltar no es de nadie

"Gibraltar es un territorio anidado por contrabandistas y sociedades del crimen organizado, gracias a que es un gran paraíso fiscal".

Gibraltar no será considerado territorio británico sin negar ni afirmar la soberanía de nadie”. Esta frase incluida en uno de los dos escritos que han hecho cambiar de opinión al Doctor Sánchez, me recuerda a la del año 1946, una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, cuando la recién creada Organización de las Naciones Unidas declaró a Gibraltar como un "territorio no autónomo" pendiente de descolonización. Empezaron así más de veinte años de negociaciones entre los gobiernos de España y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte para devolver la soberanía del Peñón a sus legítimos propietarios, exiliados desde 1704. En 1953 el gobierno español reclamó la devolución del Peñón en virtud de supuestos acuerdos hispano-británicos alcanzados previamente, sin obtener respuesta por parte del gobierno de Londres.

Volvamos a la actualidad. La aplicación del art. 184, que fija la obligación de negociar acuerdos futuros, no establece ninguna obligación sobre el territorio en el que estos acuerdos han de ser aplicados. Éstas son algunas líneas del famoso escrito que ha hecho cambiar de opinión (si es que alguna vez la tuvo) al Doctor Sánchez.

Para el Gobierno español era imperativo que se modificara tanto el artículo 184 del Acuerdo de Retirada como la redacción de la Declaración Política sobre el futuro de las relaciones entre la UE y Reino Unido, donde por cierto no se menciona en ningún momento al Peñón. Aunque no son legalmente vinculantes, los 27 y Londres avalan la interpretación legal que hace España sobre el polémico artículo.

A su llegada el sábado por la tarde a Bruselas, May ha recalcado que "la posición del Reino Unido respecto a Gibraltar no ha cambiado" y que el Gobierno británico "siempre mirará por los intereses de los ciudadanos de Gibraltar".

Hasta aquí, las declaraciones de cara a la galería de uno y otro, el tiempo dará y quitará razones. Lo único que sabemos con seguridad es que GIBRALTAR es un territorio anidado por contrabandistas y sociedades del crimen organizado, gracias a que es un gran paraíso fiscal. Pero ¿qué es un PARAÍSO FISCAL?

Todo empezó con los Piratas y sus tesoros. Todos recordaremos como escondían sus botines en islas o poblaciones costeras y utilizaban sus mapas para encontrarlos, es decir, buscaban territorios lejos de su país de origen y ocultaban con el máximo SECRETO, sus botines. La evolución de la “Isla del tesoro” son los paraísos fiscales, la mayoría son islas o territorios costeros, que fueron utilizados por los piratas, hasta que apareció un banco y les dijo “oye, que no te compliques enterrando lo que robas por ahí, que yo te lo guardo y además no se lo diré a nadie, te daré intereses por tenerlo conmigo y montare Resorts de lujo". Pues eso es lo que hicieron.

Un paraíso fiscal es un país que exime del pago de impuestos a los inversores extranjeros que mantienen cuentas bancarias o constituyen sociedades en su territorio. Típicamente conviven dos sistemas fiscales diferentes. Pero, sobre todo, mantienen en su legislación financiera el denominado SECRETO BANCARIO DE INFORMACIÓN FINANCIERA Y FISCAL. Además de tener sin tipificar como delito, el fraude fiscal, delitos de corrupción e inclusive el de blanqueo.

Los paraísos fiscales han atraído, especialmente durante las últimas décadas, a un número creciente de inversores extranjeros. Generalmente se trata de ciudadanos y empresas que huyen de la voracidad recaudadora de sus países de residencia, en busca de condiciones tributarias más favorables. No es de extrañar, pues en algunos países con impuestos altos, especialmente en Europa, los tributos que paga una persona física o empresa pueden suponer casi un 50% de sus ingresos. Pero sobre todo atrae al crimen organizado, evasores e inclusive a grupos terroristas.

Gibraltar es una territorio perfectamente comparable a las islas Vírgenes Británicas, las Antillas Holandesas, Nassau, Suiza, Delaware, Panamá, Barbados, Bahréin, etc.… así hasta más de 150 territorios y países considerados por cualquier profesional como riesgo país, indistintamente de las lista oficiales (una verdadera tomadura de pelo, incluida la de la UE).

Deberíamos de intentar luchar contra esta lacra y qué mejor momento que éste para haber denunciado las malas prácticas del Reino Unido en su colonia, aunque bueno siempre les ha ido bien con aquello de la piratería, igual es pedirles demasiado, no solo a ellos, creo que es pedirle demasiado también a nuestro presidente (o debo de llamarle Pedro… El Doctor Sánchez y míster...) más pendiente de la foto, del falcón y de políticas efectistas y cortoplacistas, que de hacer políticas de calado.

No puedo no terminar este artículo, con un lema que se hizo famoso en la década de los 80 cuando todavía teníamos la verja…. REPITAN CONMIGO ¡¡¡ GIBRALTAR ESPAÑOL¡!!!

 

Comenta esta noticia
Update CMP