25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El hartazgo de Felipe VI se dirige a una mujer que amenaza a los cinco líderes

Ni PSOE, ni PP, ni Ciudadanos, ni Podemos, ni Vox podrían librarse de ella. Más que nada porque llueve sobre mojado y no por complicada la posibilidad es descabellada o desconocida.

Siguen pasando los días y todo sigue igual y este lunes Álvaro Nieto se imagina en VozPópuli una solución drástica para salir del bloqueo político en el que nos encontramos todos los españoles. 

Porque, recuerda, "hace tres años vivimos una situación muy parecida y convendría recordar que la solución vino de forma traumática, no porque los actores se pusieran de acuerdo o porque la repetición de las elecciones resolviera la aritmética parlamentaria. Uno de los líderes políticos de entonces, Pedro Sánchez, tuvo que ser desahuciado de su partido para que se pudieran evitar unos terceros comicios en menos de un año".

Ahora, insiste, las cosas pintan igual y da la impresión de que, "o de nuevo uno de los actores principales sale de escena, o tendremos bloqueo para rato".

Después de analizar la situación de todos y cada uno de los líderes de PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos y Vox concluye que "tampoco es descartable que, dada la inutilidad de nuestros cinco líderes, el Rey tome medidas drásticas para desbloquear la situación. La Constitución le da la posibilidad de proponer un candidato a la presidencia del Gobierno, que puede ser cualquier ciudadano español, y, en el caso de que Sánchez no logre los apoyos necesarios o de que se niegue a presentarse a una segunda investidura en septiembre, Felipe VI podría incluso proponer el nombre de otro político/personalidad/socialista para que busque el consenso necesario que evite los comicios de noviembre".

Nieto matiza que "hay quien asegura que eso es impensable en España, porque supondría un regreso a la peor tradición de injerencia política de los borbones, pero en países como Italia suele ser la opción elegida cuando el bloqueo es imposible de arreglar de otra manera".

En su opinión, "no es la solución óptima, pero dado que la política española se parece cada vez más a la italiana, no debemos cerrarnos a que un día Felipe VI, harto del egocentrismo de nuestros líderes patrios, ponga encima de la mesa otro nombre diferente a los cinco antes mencionados y le encargue la formación de Gobierno". 

Y ya puestos, "y llegado ese hipotético caso, y dado que los cinco irresponsables que nos tienen atascados son todos varones, propongo que la elegida sea una mujer. Quizás ella no esté tan obsesionada como los demás en ver quién tiene la autoestima más grande y así logremos por fin encontrar una salida". 

Comenta esta noticia
Update CMP