20 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Colau vuelve a hacer de las suyas contra la Corona de manera unilateral

La alcaldesa de Barcelona sigue con su particular guerra sin cuartel contra todo lo que le huela a Monarquía. Aparte de no respetar los símbolos del Estado se sospecha que hay algo más.

La exactivista convertida en alcaldesa del "cambio" de Barcelona sigue con su particular lucha contra todo lo que huela a Corona o Borbones y ahora se ha propuesto cambiar el nombre del actual Salón de Plenos Reina Regente María Cristina por el del alcalde republicano Carles Pi i Sunyer. Así se debatirá esta semana en la Comisión de Presidencia.

En este sentido, el presidente del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha denunciado que “la alcaldesa Ada Colau continua con su gesticulación fóbica hacia la Monarquía" y ha criticado que “el gobierno municipal propone este cambio de nombre sin ningún tipo de acuerdo y de forma unilateral, cuando este no es un problema prioritario para Barcelona”. A su juicio, “la propuesta debería realizarse desde el diálogo y el consenso con los grupos municipales, por eso rechazamos el cambio de nombre del Salón de Plenos”.

 

Además de pedir a Colau que “respete los símbolos del Estado como la Corona”, Fernández la acusa de querer “tapar su deficiente gestión en el Ayuntamiento con políticas de revanchismo y gesticulación, cuando debería trabajar para dar respuesta a las necesidades que precisa Barcelona con políticas a favor de la creación de empleo, fortalecer las políticas sociales, más vivienda social y mejorar la calidad de vida en los barrios”.

Asimismo, Fernández quiere que el PSC se pronuncie: "Queremos conocer si esta es una propuesta del gobierno de Barcelona En Comú ante la pasividad del PSC, una vez más el socio de gobierno de Colau parece que no se posiciona y guarda silencio”.

No es la primera vez que Colau la arremete contra la Corona en su particular lucha antimonárquica. Ya retiró el busto del Rey Juan Carlos del Salón de Plenos del Ayuntamiento de Barcelona y en abril impulsó la iniciativa de quitar al Rey emérito la plaza que lleva su nombre para pasar a llamarla Cinco de Oros. 

Comenta esta noticia