06 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El nuevo de Podemos: de la "mani" a tener sueldazo, asistentes y coche oficial

Javier Sánchez Serna.

Javier Sánchez Serna.

Javier Sánchez Serna es el secretario cuarto de la Mesa del Congreso contra pronóstico. Desde bien joven hizo del activismo su medio de vida. Mal no le ha ido. Ganará 7.500 euros al mes.

Él lo llama "justicia poética". El diputado de Unidas Podemos por Murcia Javier Sánchez Serna es el primer sorprendido por haber entrado, de carambola, en la Mesa del Congreso como secretario cuarto. 

La falta de acuerdo entre el PP y Vox para ceder un asiento a Ciudadanos en el órgano de gobierno de la Cámara (uno que en teoría les correspondía a los de Santiago Abascal) acabó provocando que la izquierda se hiciera con seis de los nueve puestos en la Mesa; cuando si el centro derecha se hubiera entendido habría conseguido cuatro en lugar de tres. No obstante, la mayoría de izquierdas no estuvo amenazada en ningún momento.

Y ese sexto comensal inesperado es él, Sánchez Serna, un treintañero que empezó como diputado en el año 2015 cuando no tenía más oficio ni beneficio que el de ser portavoz de Podemos en la Región de Murcia. 

Es de la cofradía de Irene Montero. Otro diputado con un currículum laboral minúsculo (apenas algunos meses como profesor interino) que consiguió labrarse un futuro profesional al calor del activismo social desde su más tierna juventud mientras terminaba su Licenciatura en Filosofía.  

Desde los 18 años se alistó en las filas de movimientos como V de Vivienda, el movimiento estudiantil Anti-Bolonia y Juventud Sin Futuro. De ahí a opositar sin éxito, a Podemos y, gracias a su militancia, al Congreso, donde incluso ha conseguido hacerse un capital.

En el año 2015, cuando entró, declaró unos ingresos de cero euros (puede leerlo aquí). Un año después ya tenía en su cuenta de Triodos Bank unos ahorrillos de 19.000 euros. Y en la última declaración de bienes y rentas que presentó en el Congreso, en este 2019, ya era uno de los diputados de Unidas Podemos con más dinero en el banco: 86.000 euros.

Entrar en la Mesa del Congreso le va a suponer un incremento considerable de sus honorarios, que hasta ahora eran de la nada despreciable cantidad de 54.585 euros al año. 

Ahora, más. Al sueldo que tiene cualquier diputado de 2.981,86 euros al mes en 14 pagas hay que sumar una indemnización de 1.921,20 euros al mes al ser de una circunscripción distinta a Madrid (esta indemnización está exenta de tributación); un plus de 1.002,05 euros al mes por ser miembro de la Mesa; otros 868,35 euros para gastos de representación y 718,65 euros más para gastos de libre disposición. En total, en torno a 7.500 euros mensuales en 14 pagas.  

También tiene derecho a dos asistentes de su confianza que trabajen en exclusiva para él y siempre tendrá a su disposición uno de los coches oficiales de la flota del Congreso (la presidenta tiene uno asignado para ella, el resto de miembros de la Mesa no tienen uno propio pero si lo necesitan en cualquier momento basta con que lo pidan, según explican desde la Cámara a ESdiario). 

Si el PP hubiera convencido a Vox para que cediera un puesto a Ciudadanos, en lugar de Javier Sánchez habría ocupado una de las secretarías José María Espejo Saavedra, con experiencia en la sala de mandos de una Cámara porque fue vicepresidente segundo del Parlamento de Cataluña.

Y si Vox hubiera convencido al PP de que votaran a su candidato, en lugar de Javier Sánchez habría entrado el jovencísimo abogado José María Figaredo, que fue cabeza de lista de Vox por Asturias. 

 

Comenta esta noticia
Update CMP